México quiere volver a ser fuerte en el Azteca

Una tanda de malos resultados en casa previos al Mundial de Brasil tuvieron a México contemplando la posibilidad de ver el torneo por televisión. Ahora, los jugadores quieren evitarse el sufrimiento...

Una tanda de malos resultados en casa previos al Mundial de Brasil tuvieron a México contemplando la posibilidad de ver el torneo por televisión. Ahora, los jugadores quieren evitarse el sufrimiento cuando el viernes enfrenten a Costa Rica, en su primer partido en el estadio Azteca por el hexagonal final de la CONCACAF rumbo a Rusia 2018.

Hace cuatro años, Honduras superó a México en el Azteca durante el hexagonal. Además, Jamaica, Costa Rica y Estados Unidos sustrajeron un punto de sus visitas al estadio que, desde su inauguración en 1966 y hasta junio del 2001, cuando Costa Rica lo superó, había sido una fortaleza infranqueable para los visitantes.

"Nosotros estamos pensando en ganar los seis puntos, así ya nos encaminamos y damos un paso importante a la clasificación, esa es la idea", dijo el martes el delantero Oribe Peralta, refiriéndose a los dos partidos inmediatos en el calendario por las eliminatorias, el primero ante Costa Rica y el segundo ante Trinidad y Tobago.

"Lo importante es clasificar al Mundial y hacerlo de la mejor forma, consiguiendo la mayor cantidad de puntos posibles", agregó Peralta. "Entonces primero debemos de hacer valer nuestra condición como local y después ir a buscar los tres puntos en visita, el objetivo está claro y se puede conseguir".

Esos malos resultados en casa obligaron a México a disputar un repechaje frente a Nueva Zelanda. Arrasaron en la serie de dos partidos para clasificarse.

México no se ausenta de una Copa del Mundo desde Italia 1990, y eso por una sanción que le impuso la FIFA tras un escándalo en que se falseó la edad de futbolistas participantes en certámenes juveniles.

"Es una eliminatoria nueva, empezamos de cero en el Azteca, queremos comenzar con el pie derecho y ganar los tres puntos para así dar un paso importante a lo que queremos, que es la clasificación", dijo el delantero Raúl Jiménez, quien anotó un golazo de chilena para darle a México un triunfo sobre la hora ante Panamá, que estuvo a seis minutos de conseguir una igualada en el Azteca.

El primer partido del hexagonal no será fácil. Costa Rica llega con paso perfecto, con el ideal de seis puntos luego de dos fechas.

"Sabemos que es un partido difícil, un rival que cuenta en estos momentos con seis puntos pero nosotros tenemos que hacer un partido inteligente, saber que el partido tiene 90 minutos y salir a ganar", agregó Jiménez.

Para intentar cambiar la historia de la última eliminatoria, México mudó sus entrenamientos fuera de la Ciudad de México, tratando de evitar que sus jugadores que vienen del extranjero resientan los efectos de la altitud.

Hasta la última fecha FIFA, disputada en noviembre, la selección se concentraba en el Centro de Alto Rendimiento localizado en la capital. A partir del lunes, México comenzó a entrenar en el estadio Centenario de Cuernavaca, ciudad ubicada unos 80 kilómetros al sur.

La Ciudad de México tiene una altitud de 2.250 metros sobre el nivel del mar, mientras que Cuernavaca, capital del estado de Morelos está a 1.510 metros.

"La verdad si pesa bastante (la altitud) porque venimos de otro país y en el primer entrenamiento siempre me cuesta respirar y me ahogo", dijo el volante Jonathan Dos Santos, del Villarreal de España."Pero lo importante es que los doctores, el entrenador y los preparadores físicos lo llevan bastante bien y hacen que no se sienta tanto".