Tan sólo seis años después de conseguir el logro más grande de su historia en selecciones juveniles, al ganar la medalla de oro en Londres 2012, México sufrió un inesperado fracaso y amaneció el jueves con el mal sabor de boca que dejó la eliminación en la primera fase de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla.

Los mexicanos se jactaron de los títulos mundiales en categoría Sub17 que lograron en Perú 2005 y en 2011, cuando fueron anfitriones, pero mucho más tras quedar en lo más alto del podio en Londres 2012, un torneo que se juega con menores de 23 años y tres refuerzos mayores de esa edad.

Pero ese trabajo comenzó a venir a menos en los últimos años. En la categoría Sub17, los mexicanos quedaron cuartos en Chile 2015 y fueron eliminados en los octavos de final de India 2017. El Sub20 fue eliminado en octavos de final de Turquía 2013, en la primera fase de Nueva Zelanda 2015 y en los cuartos de final de Corea del Sur 2017.

En Río 2016, la defensa de su medalla de oro terminó con una eliminación en primera fase.

México había terminado en el podio en cinco de las últimas seis ediciones de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Sólo en Cartagena 2006 no quedó dentro de los tres primeros al perder con Honduras en los cuartos de final.

En Barranquilla, el equipo mexicano consumó uno de los fracasos más grandes. No sólo quedó fuera sino que fue incapaz de ganar en sus tres partidos: primero perdió 2-1 ante Venezuela, luego cayó 1-0 con El Salvador y apenas rescató un empate 1-1 ante Haití.

"México se ha ganado un prestigio en selecciones menores y era importante mantenerlo, por eso no creo que esto es el nivel del fútbol mexicano", dijo el entrenador de la selección centroamericana, Marco Antonio Ruiz. "Pero también es una realidad que esto es el fruto del trabajo, cuando los resultados se dan positivos es porque hay atrás horas de entrenamiento, conjunción que no son de la noche a la mañana".

En los Centroamericanos se compite con jugadores menores de 21 años y Ruiz no pudo contar con el mejor elenco porque sus clubes se negaron a prestarlos porque ya arrancó el torneo Apertura. Roberto Alvarado (Cruz Azul), César Montes y Jonathan González (Monterrey), Gerardo Arteaga y Jesús Ángulo (Atlas), además de José de Jesús Godínez (Chivas) no pudieron estar en la plantilla.

"Yo no puedo externar cuáles son sus razones, (los clubes) tienen sus prioridades y lo entiendo, a mí me encomendaron esta tarea y trate de hacer mi mejor esfuerzo", agregó Ruiz. "Los resultados te dicen que fue un torneo muy malo, y ahora hay que mirar para adelante, por supuesto que duele pero yo me tengo que ir con la cara en alto porque hicimos nuestro mejor esfuerzo y no nos alcanzó".

A pesar de las ausencias, Ruiz sí contó con una nómina en la que la gran mayoría de sus jugadores ya tienen experiencia en la primera división como Diego Lainez, Jorge Sánchez y Carlos Vargas (América), además de Ronaldo Cisneros y José Juan Macías (Chivas), entre otros.