La Federación Mexicana de Fútbol presentó su evidencia a la máxima entidad judicial para los deportes como parte de su apelación a las multas que le impuso la FIFA por un grito ofensivo contra los gays de parte de sus hinchas en partidos por las eliminatorias del Mundial.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo dice que prevé un veredicto de la apelación en las próximas semanas.

La FIFA multó a la federación mexicana con 85.000 francos suizos (85.000 dólares), luego que el grito fue escuchado en cinco partidos de las eliminatorias desde noviembre del 2015.

El grito masivo al unísono, que es común en estadios de fútbol de México, es dirigido al portero rival cuando éste despeja el balón desde el área.

Desde que tomó una postura más fuerte tras la Copa Mundial del 2014, la FIFA también ha multado a otras federaciones por gritos parecidos. Entonces en Brasil, el panel disciplinario de la FIFA retiró casos diciendo que "en el contexto específico el grito no es discriminatorio".

En el 2015, la FIFA publicó directrices para que las federaciones miembros confronten la discriminación.