Dustin Pedroia está de regreso en el clubhouse de los Medias Rojas. Pero el segunda base de Boston no jugará en ningún partido por el resto de la temporada.

El manager Alex Cora informó el viernes que Pedroia ha sido desactivado oficialmente para el resto de 2018. Cora reveló que el veterano de 35 años tuvo una cirugía artroscópica adicional en su rodilla izquierda mientras se rehabilitaba en Arizona en julio para limpiar un poco de tejido. Pedroia tuvo dos procedimientos iniciales en la rodilla en octubre pasado.

El cuatro veces elegido al Juego de Estrellas volvió a la acción en mayo durante tres juegos, pero se fue apenas de 11-1 con dos bases por bolas. Aun así, Cora dejó abierta la posibilidad para que el favorito de los fanáticos de Boston retornara antes del final de la temporada. Eso cambió luego de una conversación reciente con Pedroia.

“Es duro no ser capaz de ayudar a los chicos”, dijo Pedroia. “Pero ha sido genial verlos y lo grandioso que ha sido el año. Hemos hecho muchas cosas enormes. Es esa época del año donde uno aprieta en busca de ganar la Serie Mundial”.

“Será genial estar aquí y ver a los chicos intentar lograr eso”, agregó.

Los Medias Rojas tienen la mejor marca de las mayores y una enrome ventaja sobre los Yanquis en la División Este de la Liga Americana.

Cora añadió que Pedroia sigue progresando desde el procedimiento de julio. Señaló que la decisión de sentarlo tiene más que ver con que no haya tiempo suficiente ni oportunidades de rehabilitación para tenerlo listo para jugar.

“Nos quedamos sin tiempo”, dijo Cora. “Hicimos el proceso de la manera correcta, simplemente no sucedió”.

Pedroia indicó que su programa de rehabilitación se mantiene a tiempo para que esté listo cuando inicie el campamento primaveral de entrenamientos en 2019.

“Estaré listo, al 100 por ciento”, sostuvo.