Medias Blancas planean extender red en Guaranteed Rate Field

Los Medias Blancas de Chicago planean extender la red protectora hasta los postes de foul en el Guaranteed Rate Field, para convertirse en el primer equipo de las Grandes Ligas en tomar esa medida.El...

Los Medias Blancas de Chicago planean extender la red protectora hasta los postes de foul en el Guaranteed Rate Field, para convertirse en el primer equipo de las Grandes Ligas en tomar esa medida.

El anuncio surgió tras un par de lesiones sufridas por fanáticos durante esta campaña en distintos parques, incluido el de los Medias Blancas. Ello volvió a llamar la atención sobre los problemas de seguridad en los estadios de las mayores.

Los Medias Blancas y la Autoridad de Instalaciones Deportivas de Illinois, propietaria del parque, esperan completar el proyecto este verano. Indicaron que anunciarán más detalles en una fecha posterior.

Ahora que un equipo ha dado el paso de extender la red hasta los postes de foul, parece probable que otros hagan lo propio. Sería difícil imaginar un escenario en que un club de las mayores brinde menos protección que otro para su público.

“Evidentemente, es un paso positivo en este deporte”, consideró Albert Almora Jr., jardinero de los Cachorros de Chicago, antes de enfrentar a los Medias Blancas el martes por la noche. “No pienso que nadie deba volver a casa con golpes, raspones o algo peor. Así que me agrada que se esté hablando de cualquier medida para atender esto”.

Siguiendo las recomendaciones de las Grandes Ligas, para el inicio de la temporada 2018 los 30 equipos extendieron sus redes protectoras hasta al menos los extremos de los dugouts, luego que varios fanáticos fueron lesionados por pelotazos en 2017.

Pero en mayo, una línea bateada por Almora Jr. golpeó a una niña en Houston. Y el 10 de junio, en Chicago, una mujer fue impactada por una pelota de foul del jardinero dominicano de los Medias Blancas, Eloy Jiménez. Cada uno de los incidentes ocurrió en las tribunas que se ubican más allá del dugout en el lado de la tercera base.

Tras el golpe a la niña, Almora se mostró consternado, al borde de las lágrimas, antes de recomponerse y seguir jugando.

“Soy padre y fanático de este deporte”, dijo. “Simplemente no quiero que cosas así ocurran otra vez”.

The Chicago Sun-Times fue el primero en informar sobre los planes para el Guaranteed Rate Field.