Mayne-Nicholls fue suspendido por solicitar favores

El inspector de postulaciones para las sedes de las Copas del Mundo 2018 y 2022, y ex presidente de la Federación Chilena de Fútbol, fue suspendido del fútbol por pedir favores para varios familiares...

El inspector de postulaciones para las sedes de las Copas del Mundo 2018 y 2022, y ex presidente de la Federación Chilena de Fútbol, fue suspendido del fútbol por pedir favores para varios familiares, informó el comité de ética de la FIFA seis meses después de imponerle una sanción de siete años.

Harold Mayne-Nicholls "solicitó reiteradamente favores personales relacionados con alojamientos y entrenamiento para sus parientes (un hijo, un sobrino y un cuñado)", dijeron los jueces de ética en un comunicado.

No se identificó al postulante ni la institución, aunque anteriormente se informó que Mayne-Nicholls consultó al centro Aspire de Doha sobre trabajos no remunerados y pasantías. La academia juvenil estuvo vinculada con la exitosa postulación de Catar como sede de la Copa de 2022.

"El señor Mayne-Nicholls no actuó conforme a los intereses de la FIFA e hizo caso omiso de su responsabilidad como funcionario jerárquico de FIFA, alguien de quien se espera actúe con la mayor neutralidad e integridad, para actuar conforme a sus intereses personales", dijo el comunicado.

La cámara de ética dijo que Mayne-Nicholls violó varios artículos del código de ética de FIFA, incluidos los que prohíben ofrecer o aceptar regalos y exigen evitar los conflictos de interés.

Al recibir por escrito los fundamentos del veredicto, Mayne-Nicholls puede recurrir al comité de apelaciones.

Se consideraba a Mayne-Nicholls un posible candidato a la presidencia de la FIFA cuando su caso salió a la luz en 2014.

FIFA lo designó en 2010 para presidir un equipo de seis miembros que evaluaba los postulantes a los Mundiales de 2018 y 2022. El equipo visitó a los nueve candidatos entre julio y septiembre de 2010.

En el informe técnico, Mayne-Nicholls señaló a Rusia y Catar, los eventuales ganadores, como los anfitriones potenciales de mayor riesgo.

En una votación en diciembre de 2010, el comité ejecutivo de la FIFA prácticamente pasó por alto su informe y un análisis que había encargado de las perspectivas comerciales del proyecto de cada uno de los postulantes.

Poco después, Mayne-Nicholls perdió en su intento de reelección como presidente de la federación chilena.