Los argentinos Leonardo Mayer y Diego Schwartzman resolvieron sus respectivos duelos de primera ronda el lunes y avanzaron en el Abierto de Alemania.

Mayer, campeón defensor, requirió apenas de una hora y 24 minutos para dar cuenta del español Albert Ramos Viñolas por 6-3, 6-2. El año pasado, se coronó en el certamen, al que sólo ingresó como “lucky loser” tras caer en la última ronda de la fase clasificatoria.

Su rival en la final pasada fue el local Florian Mayer, quien quedó esta vez eliminado a las primeras de cambio, al caer por 2-6, 6-1, 7-6 (4) ante el español Pablo Carreño Busta (2do preclasificado).

El tenista de Corrientes ha alzado dos veces el trofeo en este torneo sobre canchas de arcilla. Se coronó también en 2014.

Schwartzman, segundo preclasificado y duodécimo del escalafón mundial, se impuso 6-4, 2-6, 6-2 al noruego Casper Ruud.

En la jornada avanzó también el eslovaco Jozef Kovalik, quien derrotó 6-2, 6-4 al bosnio Damir Dzumhur (4to).