Rudi García no seguirá como entrenador del Olympique de Marsella tras una decepcionante temporada del club francés.

El ex entrenador de la Roma anunció en una rueda de prensa el miércoles que el presidente del club, Jacques Henri Eyraud, aceptó su decisión.

"Me quedaría si fuera por mi personalidad y determinación”, declaró García, quien fue nombrado en el cargo en octubre de 2016. “Pero si presto atención al sentido común y la razón, llegó el momento de poner fin a la aventura ahora mismo”.

Marsella, el único club francés en conquistar el título de la Liga de Campeones en 1993, no pudo clasificarse a la próxima edición del máximo torneo europeo y ni siquiera pudo acceder a la Liga Europa.

El contrato de García había sido extendido en octubre hasta 2021, luego de llevar al equipo a la final de la Liga Europa de 2018. Esta temporada, sin embargo, Marsella, sólo pudo sumar un punto en la fase de grupos de la competición.

Marsella perdió 13 partidos en la liga francesa y encajó 52 goles, sus peores números en 30 años. Además, Marsella perdió en todos sus partidos ante los tres primeros de la tabla.

García reconoció su parte en el fracaso del equipo, pero dijo que aún cree en el “Proyecto Champions” del dueño estadounidense Frank McCourt, quien quiere volver a tener al club en la cúspide del fútbol francés y codearse en la élite europea.

Tras comprar al club en 2016, McCourt prometió resucitar a Marsella con una inversión de 200 millones de euros (210 millones de dólares) en cuatro años.

El partido partido de García a cargo será ante Montpellier el viernes, último día de la liga.