Derek Dietrich conectó un cuadrangular por tercer juego en fila y empató la mayor cantidad de imparables de su carrera para un partido con cuatro, para llevar el domingo a los Marlins de Miami a un triunfo de 8-5 sobre los Rockies de Colorado.

Drew Rucinski obtuvo la victoria en relevo del abridor Caleb Smith, quien salió en el segundo inning con rigidez en el hombro izquierdo.

Smith ponchó a Tom Murphy para iniciar el episodio, pero luego de un lanzamiento contra el venezolano Gerardo Parra, el manager Don Mattingly y los preparadores fueron al montículo inmediatamente. Tras una breve conversación, Smith salió y Rucinski entró. Los Marlins anunciaron que Smith será evaluado día a día.

Rucinski (2-1) permitió tres carreras en dos capítulos y dos tercios pero consiguió el triunfo, y Kyle Barraclough logró su séptimo salvamento.

El inicio del partido fue retrasado una hora y 31 minutos por una fuerte tormenta que dejó caer severas lluvias y granizo sobre el Coors Field.

El venezolano Germán Márquez (5-8) tampoco duró mucho. Fue atacado con seis carreras — cinco limpias — en tres entradas y un tercio. Los primeros cinco bateadores de Miami se embasaron contra él en un primer episodio de tres carreras.

Por los Marlins, el dominicano Starlin Castro de 5-0 con una anotada. El puertorriqueño Yadiel Rivera de 3-1 con una anotada.

Por los Rockies, los venezolanos Gerardo Parra de 4-1 con una producida y una anotada, y Carlos González y Germán Márquez de 1-0. El boricua Noel Cuevas de 3-0.