Mario Balotelli se mete con su Ferrari en una pista de karts

  • El Milan le prohíbe subir a estos monoplaza, gran afición del futbolista italiano.
  • En el jardín de su casa de Inglaterra se hizo construir un pequeño circuito.

Mario Balotelli sigue dando que hablar gracias a sus caprichos. El último de ellos, según publica la prensa inglesa, en concreto el Daily Mail, ha sido el de dar rienda suelta a su pasión por la velocidad, con su propio coche, en un circuito de karts.

El delantero italiano es un fanático de los karts. Tanto, que cuando jugaba en el Manchester City, se hizo construir un pequeño circuito en el jardín de su casa de Cheshire.

El problema es que en el contrato que firmó con su actual club, el AC Milan, no le está permitido subir a uno de estos coches de velocidad, porque puede suponer un riesgo de lesión.

Ante tal obstáculo, Belotelli decidió hace unos días no quedarse con las ganas. Al volante de su Ferrari blanco accedió al Pala K, un circuito de karts bajo techo situado a las afueras de Milán.

Allí, acompañado de varios amigos que lo animaban desde las gradas, pasó más de una hora dando vueltas a la pista.

"El Milan no tiene de qué preocuparse"

El propietario de las instalaciones, Joe Ghiringhelli, aseguró en declaraciones al Daily Mail que "nunca hemos tenido ningún accidente y por eso voy a escribirle al Milan para decirles que no tienen por qué preocuparse acerca de lesiones de jugadores sobre los karts".

Guiringhelli añadió que "Mario es un visitante habitual, venía incluso cuando jugaba en Inglaterra. Ama los karts y conducir, aunque dijo que nunca se acostumbraría a llevar coche en Inglaterra porque conducen por el otro lado de la carretera".

El dueño de Pala K explicó que "le dejamos meter su Ferrari en la pista y estuvo haciéndolo rugir y divirtiéndose".