Un funcionario que fungió por mucho tiempo como director legal de la FIFA y que fue un enlace clave para sus abogados estadounidenses durante las investigaciones por corrupción ha dejado el organismo rector del fútbol mundial.

Marco Villiger, actual secretario general adjunto de asuntos administrativos, dejó su cargo el lunes después de más de una década, anunció la FIFA en un comunicado en que anuncia la medida de su funcionario de mayor rango que se mantuvo en el puesto a lo largo de los últimos años de polémicas.

“Tras haber logrado una exitosa Copa del Mundo en Rusia, el momento ha llegado de dar vuelta a la página a un nuevo capítulo, en busca de nuevos desafíos”, declaró Villiger en el documento.

Villiger fue el funcionario más importante de la FIFA en mantener su cargo y una constante influencia durante las pesquisas de las autoridades estadounidenses y suizas que salieron a la luz en mayo de 2015 y que siguen en curso.

El entonces presidente de la FIFA, Joseph Blatter, anunció sus intenciones de renunciar días después, y desde entonces ha criticado constantemente el papel de los abogados suizos en el proceso de transición.

Villiger fue el responsable de contratar al despacho de abogados Quinn Emanuel Urquhart and Sullivan para proteger los intereses de la FIFA incluso antes que las acusaciones generalizadas fueran publicadas. En 2014, el periódico New York Daily News había reportado que Chuck Blazer, exmiembro del comité ejecutivo de la FIFA, estaba cooperando con las autoridades estadounidenses.

Blatter dijo a los reporteros en marzo de este año sentirse “totalmente decepcionado” de Villiger, a quien le había considerado un leal confidente con conocimiento detallado sobre los negocios de la FIFA.

"Él lo sabía. Todos los contactos pasaron por su escritorio y él era el secretario de todos los comités de la FIFA", aseveró Blatter sobre Villiger, que fue ascendido cuando Gianni Infantino fue elegido el presidente de la FIFA en 2016. "Él (Villiger) fue el hombre que tuvo todo el poder y Gianni fue lo suficientemente inteligente para retenerlo".