El entrenador del City Roberto Mancini y uno de sus jugadores, Mario Balotelli, han llegado a las manos en el entrenamiento de este jueves en Manchester, según informan los diarios The Guardian y Daily Mail.

Los entrenadores acudieron a separarles Según señala la prensa inglesa, el incidente ha venido provocado por una dura entrada del delantero a su compañero Scott Sinclair durante la sesión.

Según los testigos que estos diarios citan, "Mancini corrió furioso hacia él, le cogió y parecía intentar tirarlo al suelo. Entonces el resto de entrenadores corrieron a separarles", comentó. Después, Balotelli se fue hacia el vestuario y volvió instantes después.

Falta ver la reacción que esto produce en el club, el Manchester City.