Los “italianos”, la solución que buscaba Tabárez en Uruguay

Al final de cuentas, los “italianos” eran la solución.Uruguay llegó a la Copa Mundial de Rusia sin un mediocampo definido, buscando todavía la mejor combinación de marca y creatividad posible, capaz...

Al final de cuentas, los “italianos” eran la solución.

Uruguay llegó a la Copa Mundial de Rusia sin un mediocampo definido, buscando todavía la mejor combinación de marca y creatividad posible, capaz de abastecer a los delanteros Luis Suárez y Edinson Cavani.

El técnico Oscar Washington Tabárez probó distintas variantes en los tres primeros partidos y da la sensación de que encontró lo que quería en el tercero, en la goleada 3-0 sobre Rusia.

Matías Vecino, Rodrigo Betancur, Lucas Torreira y Nahitan Nández formaron un mediocampo compacto, que no dio libertades a los rusos y salió rápido en busca de los delanteros. Y los laterales los ocuparon Martín Cáceres por derecha y Diego Laxalt por izquierda.

Todos, con excepción de Nández, militan en clubes italianos: Vecino en Juventus, Betancur en Inter, Torreira en Sampdoria, Cáceres en Lazio y Laxalt en Genoa. El nombre de Torreira suena para ser fichado por el Arsenal inglés.

Da la sensación de que el “Maestro” Tabárez no va a innovar y repetirá esa formación el domingo ante Portugal en los octavos de final en Sochi. Al menos eso es lo que se desprende de la conferencia de prensa que ofrecieron el miércoles Vecino y Sebastián Coates.

“Creo que se mejoró”, declaró Vecino, el único volante, junto con Betancur, que jugó de entrada los tres partidos. “Tuvimos más gente sobre la pelota, se recuperó el balón más rápido y tuvimos más opciones de pase” a los de arriba.

“Los compañeros que entraron levantaron el nivel del equipo”.

“A Rodrigo y a mí nos costó encontrar el pase, las sociedades que buscamos. Creo que se mejoró contra Rusia”, insistió el volante del Inter de Milán.

Más claro, échele agua. Tabárez mantendrá la misma alineación que presentó ante Rusia.

La única duda es si José María Giménez regresa al centro de la defensa a hacer pareja con Diego Godín o si vuelve jugar Coates.

Giménez no estuvo ante los rusos por un problema muscular en el cuádriceps derecho, pero el médico del equipo Alberto Pan dijo que evoluciona favorablemente y que espera poder darlo de alta el jueves.

Coates, de buen desempeño ante Rusia, no quiso tocar el tema. Se limitó a decir que Uruguay tiene “un grupo (de jugadores) muy fuerte, muy unido, que saca adelante esta selección. Al que le toque jugar, estará preparado”.

Laxalt fue la gran revelación ante Rusia. Con su solidez defensiva y sus proyecciones por la franja izquierda, resultó para muchos la figura del partido y gestó incluso el segundo gol, con un remate desde afuera del área que se desvió en un rival y terminó adentro.