Los centrales de España captan titulares en el Mundial

Ganen o pierdan, los extrovertidos defensas centrales de España no son ajenos a las polémicas. Ni siquiera en el Mundial.Luego de dos partidos en el torneo, Sergio Ramos y Gerard Piqué captaron...

Ganen o pierdan, los extrovertidos defensas centrales de España no son ajenos a las polémicas. Ni siquiera en el Mundial.

Luego de dos partidos en el torneo, Sergio Ramos y Gerard Piqué captaron titulares por sus declaraciones en Rusia.

Ramos cruzó palabras con Diego Maradona y con el técnico de Irán, Carlos Queiroz. Pique se metió en problemas con el Barcelona, su club en España.

Capitán del seleccionado español, Ramos no se guardó palabras al enterarse de que el legendario argentino lo criticó durante una entrevista televisada. Maradona había dicho que no ve a Ramos como uno de los mejores y en su lugar prefiere a defensores como el uruguayo Diego Godín, del Atlético de Madrid.

“Respeto a Maradona, es un grande. A mí me parece un crack”, dijo Ramos tras la victoria de 1-0 sobre Irán del miércoles. “Pero también te digo que el fútbol argentino sabe perfectamente que Maradona está a años luz del mejor jugador argentino que, para mí, es Leo Messi”.

Ramos también respondió a las críticas de Queiroz, quien sacó a relucir el choque entre Ramos y el atacante egipcio Mohammed Salah durante la final de la Liga de Campeones, después de que se le informó que el lateral derecho Dani Carvajal se había quejado de la táctica conservador iraní.

El entrenador dijo que Carvajal debería de ver lo que su compañero le hizo a Salah antes de criticar a otros equipos.

“No voy a valorar lo que ha dicho. Me mantengo al margen”, dijo Ramos, quien estuvo involucrado en el choque con Salah que obligó al atacante del Liverpool a salir de la final de la Champions con una lesión en el hombro que estuvo a punto de dejarlo fuera del Mundial.

Ramos y Queiroz ya habían intercambiado algunas palabras a un costado de la cancha, después de que aparentemente Queiroz criticó a Ramos por una fuerte falta sobre uno de sus jugadores.

Piqué, cuya sociedad con Ramos en la zaga de España a través de los años ha sido fundamental en las conquistas recientes, no eludió su controversia con el Barcelona.

El equipo comentó públicamente que no estaba contento con Piqué tras enterarse que su compañía produjo el documental para televisión en el que el delantero francés Antoine Griezmann anunció que permanecería en el Atlético de Madrid en lugar de integrarse al cuadro catalán al finalizar la Copa del Mundo.

Jordi Mestre, un directivo del club, dijo un día antes del encuentro entre España e Irán que el presidente del equipo Josep Bartomeu hablaría con Piqué para hacerle saber que el conjunto y los aficionados quedaron sorprendidos y molestos con su participación en el anticipado anuncio de Griezmann.

“Si quieren hablar conmigo ya tienen mi número de teléfono, ya saben dónde está el vestuario”, dijo el zaguero. “Saben dónde estoy. Encantado de hablar con ellos, no tengo ningún problema”.

Piqué dijo que no cree que le deba una disculpa al Barcelona por el video, que promovió a sus casi 19 millones de seguidores en Twitter el día en que se transmitiría en España.

Después del empate de España 3-3 con Portugal en el primer encuentro del torneo, Piqué fustigó a Cristiano Ronaldo, diciendo que el atacante del Real Madrid finge contactos.

España y Portugal comparten la cima del Grupo B con cuatro puntos, uno más que Irán. España enfrenta el lunes a Marruecos, que ya está eliminado, en su último juego de la primera fase en Kaliningrado.