Los jugadores que participen el próximo fin de semana en los playoffs de la NFL se encontrarán con caras conocidas. Los cuatro partidos de la ronda divisional serán revancha de encuentros realizados en la campaña regular, algo que no había ocurrido en seis años.

En la Conferencia Nacional, los Packers de Green Bay visitarán a los Cowboys de Dallas, mientras que los Seahawks de Seattle jugarán en el campo de los Falcons de Atlanta. En la Americana, los Texans de Houston no lucen con muchas probabilidades en Nueva Inglaterra, donde chocarán con los Patriots, y los Steelers de Pittsburgh visitarán a los Chiefs de Kansas City.

Dallas doblegó a Green Bay 30-16 en la sexta semana de la temporada, que deparó también un triunfo de los Seahawks, por 26-24 ante Atlanta. En la tercera semana, los Patriots arrollaron 27-0 a Houston, pese a tener como quarterback a Jacoby Brissett durante la suspensión del astro Tom Brady.

Y en la cuarta semana, Pittsburgh trituró a Kansas City por 43-14.

Pero todos esos resultados parecen importar poco ahora, en particular porque el más reciente se presentó en octubre.

Los Steelers saben cuánto puede cambiar el panorama en unas cuantas semanas. Cayeron por 15 puntos frente a los Dolphins en la campaña regular pero se impusieron el domingo por 30-12, para enhebrar su octavo triunfo consecutivo.

"No buscamos venganzas o cosas así. Ellos nos derrotaron claramente en la semana seis. Mis respetos para ellos por ese desempeño", comentó el entrenador de Pittsburgh, Mike Tomlin. "Hoy es hoy. Así serán las cosas en adelante, lo ocurrido en la temporada regular no interesa".

A continuación, un vistazo a la actividad del próximo fin de semana. Como dato curioso, en cada partido jugará un quarterback que ha ganado el Super Bowl: Aaron Rodgers de Green Bay, Russell Wilson de Seattle, Brady de Nueva Inglaterra y Ben Roethlisberger de Pittsburgh.

PACKERS-COWBOYS, domingo, 4:40 de la tarde (2140 GMT).

Aquella derrota ante Dallas, hace casi tres meses, fue parte de un pésimo comienzo de Green Bay, con foja de 4-6. Después de que Rodgers pronosticó un repunte, los monarcas del Norte de la Nacional han hilado siete victorias seguidas, incluida la de 38-13 sobre los Giants de Nueva York en la ronda de comodines.

Rodgers suma 19 pases de touchdown y no ha visto interceptado uno solo de sus envíos durante la racha invicta. Pero ahora hay dudas de que su destinatario favorito, Jordy Nelson, pueda jugar, pues se lastimó en el duelo ante Nueva York.

La defensa de Green Bay contra el pase, endeble y plagada de lesiones, difícilmente tendrá una jornada tranquila ante Dak Prescott, el quarterback de Dallas, quien ha asombrado en su campaña de novato y lanzó tres envíos de touchdown durante el duelo de octubre.

El corredor Ezekiel Elliott, la otra sensación de los líderes de la Nacional, aportó 157 yardas en su primer duelo ante Green Bay, la octava mejor defensa de la liga contra la carrera.