Lynch sobre el FIFAgate: "Los detenidos pidieron sobornos año tras año, torneo tras torneo"

  • La fiscal general dio detalles sobre la operación que EU lleva en contra de siete algos cargos de la FIFA por corrupción.
  • Lynch citó entre otros casos el proceso de elección de Sudáfrica como sede del Mundial de 2010.
  • Autoridades descubrieron también más de 110 millones en sobornos por Copa América 2016.
  • La Fiscalía evitó el miércoles hacer comentarios sobre el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter

La fiscal genera Loretta E. Lynch aseguró el miércoles que el Departamento de Justicia está "determinado a acabar con la corrupción en el mundo del fútbol" que, aseguro, ha salpicado casos como la elección de Sudáfrica para el Mundial de 2010 o la elección del presidente de la FIFA en 2011.

El fútbol pasó de convertirse en un negocio a una actividad criminal "Los detenidos utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo", dijo Lynch en rueda de prensa junto al director del FBI, James B. Comey y otros altos cargos.

Siete altos cargos del máximo organismo del fútbol mundial, entre los que se encuentran dos vicepresidentes, fueron detenidos el miércoles en la ciudad suiza de Zúrich acusados de corrupción cuando se encontraban en el hotel en el que se hospedaban antes de participar en el congreso anual de la FIFA.

Dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así como el expresidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, figuran entre los 14 acusados por Estados Unidos por corrupción.

La fiscal general citó entre otros casos salpicados por la corrupción el proceso de elección de Sudáfrica como sede del Mundial de 2010, que los implicados "corrompieron a través de sobornos para influir en la decisión".

La acusación también alega que la corrupción y los sobornos se extendieron a la elección del actual presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en 2011, y a los acuerdos relativos al patrocinio de la selección brasileña por una compañía de deportes estadounidense.

Más de 110 millones en sobornos por Copa América 2016

Además, según la investigación, la Copa América que se celebrará por primera vez en EU en 2016 "fue usada como vehículo en una conspiración más amplia para llenar los bolsillos de los directivos con sobornos de un total de 110 millones de dólares", que representan casi un tercio de los costes legítimos de los derechos implicados en los torneos.

"En resumen, estos individuos y organizaciones incurrieron en sobornos para decidir quién televisaría los partidos, dónde tendrían lugar y quién controlaría la organización que supervisa el fútbol en el mundo", agregó Lynch, que hasta hace unos meses era la fiscal general del distrito este de Nueva York, encargada de la investigación.

No podemos especificar quiénes son los objetivos de las investigaciones que continúan La fiscal general precisó que los acusados planearon parte de su actividad delictiva en reuniones celebradas en Estados Unidos, además de usar el sistema bancario de este país para distribuir los sobornos.

La Fiscalía General de Estados Unidos evitó el miércoles hacer comentarios sobre el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, aunque afirmó que la investigación por supuesta corrupción en esa organización sigue en curso.

"No vamos a hacer comentarios sobre nadie que no esté incluido en el pliego de acusaciones", afirmó la fiscal general, Loretta E. Lynch, cuando fue consultada por los periodistas sobre este asunto en una rueda de prensa que ofreció en Nueva York.

Lynch, acompañada de altas autoridades estadounidenses, anunció hoy los cargos contra 14 personas de la FIFA por diversos delitos, el mayor de ellos el de crimen organizado.

Entre los acusados no se encuentra Blatter, pero sí dos vicepresidente de la organización, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así como el expresidente paraguayo de la Conmebol Nicolás Leoz.

A pesar de la insistencia de los periodistas, ni Lynch ni el fiscal federal del distrito del este de Nueva York, Kelly Currie, quisieron dar detalles sobre si las investigaciones que aún están en curso afectan al presidente de la FIFA.

"No podemos especificar quiénes son los objetivos de las investigaciones que continúan", insistió Lynch.

Por su parte, Currie recalcó también que las investigaciones "van a continuar", aunque no precisó contra quién o en qué líneas de actuación.

"El mensaje es claro: no se van a tolerar estas conductas", insistió Currie.

La fiscal general de Estados Unidos dijo que de todos los cargos anunciados, que incluyen el de fraude masivo y blanqueo de dinero, el más grave es el de crimen organizado. "El fútbol pasó de convertirse en un negocio a una actividad criminal", insistió Lynch.