El último juego de la serie entre los Bravos y los Cachorros de Chicago fue pospuesto el domingo a causa de la lluvia.

El área de Chicago recibió lluvia constante la mañana del domingo, y las banderas de Wrigley Field ondeaban a causa de los fuertes vientos.

El sábado también fue un día húmedo, frío y con viento, pero ambos equipos sortearon las condiciones y los Cachorros remontaron para vencer 14-10 a los Bravos. Al concluir el encuentro, ambos equipos criticaron la decisión de jugar.

El encuentro del domingo fue reprogramado para el 14 de mayo a la 1:20 p.m.

Ahora los Bravos inician una estadía de siete encuentros a partir del lunes contra Filadelfia. Los Cachorros inician una serie de tres partidos contra San Luis la noche del domingo.