El arquero francés Hugo Lloris recibió una multa de 50.000 libras (65.000 dólares) y no podrá conducir durante 20 meses por manejar en estado de ebriedad.

Lloris, portero de la selección de Francia que ganó el reciente Mundial de Rusia y del Tottenham de la Liga Premier, fue detenido por la policía de Londres el mes pasado cuando su Porsche casi chocó contra automóviles estacionados antes de pasarse una luz roja. La policía encontró vómito en el auto y Lloris tuvo que ser auxiliado.

Lloris, el capitán del equipo que venció a Croacia en la final de la Copa del Mundo en Rusia, reconoció su culpa por el cargo de conducir ebrio al comparecer el miércoles ante una corte de magistrados de Westminster en Londres.

“El señor Lloris entiende la magnitud espectacular de su caída en desgracia”, dijo el abogado del jugador, David Sonn.