Leon Bailey propició los dos goles que permitieron al Bayer Leverkusen vencer el viernes 2-0 al recién ascendido Stuttgart y posicionarse en el cuarto lugar de la tabla de la Bundesliga.

El delantero jamaiquino mando un pase desde los límites del área al mediocampista adolescente Kai Havertz para abrir el marcador a los 20 minutos. Y a 10 del final, cobró un tiro de esquina que Lars Bender remató de cabeza para sellar la victoria.

El equipo local tuvo la oportunidad de empatar 1-1, pero Bernd Leno lució frente a su equipo anterior. El portero del Leverkusen realizó una excelente atajada a un disparo del defensor argentino Emiliano Insúa al inicio del segundo tiempo.

Los jugadores de Leverkusen se disgustaron porque el también argentino Santiago Ascacíbar sólo recibió tarjeta de amonestación en una peligrosa entrada al tobillo de Julian Brandt, minutos antes del segundo gol. El árbitro Deniz Aytekin envió al técnico Heiko Herrlich a las gradas por arrojar una botella de agua en señal de frustración.

Wendell, defensor de Leverkusen, había sido expulsado y suspendido tres partidos por una jugada similar sobre el español Gonzalo Castro, del Borussia Dortmund, en el partido previo de los visitantes.

Leverkusen extendió su racha invicta en la Bundesliga a 10 juegos y se colocó encima de Borussia Moenchengladbach por diferencias de goles al arranque de la 15ta jornada. Stuttgart se mantuvo 13ro.