Un gol postrero de Wes Morgan salvó a Leicester City de un fiasco frente al Derby de la segunda división, con los campeones de la Liga Premier rescatando el viernes un empate 2-2 en el duelo por la cuarta ronda de la Copa de la FA.

El cabezazo del central jamaiquino a los 86 minutos aseguró que Leicester tenga que disputar un segundo partido el mes próximo, otro compromiso en la cargada agenda del atribulado equipo dirigido por Claudio Ranieri.

Leicester apenas mantiene una brecha de cinco puntos sobre la zona de descenso de la Premier y se le avecina una eliminatoria contra el Sevilla por la Liga de Campeones.

Su visita a la cancha de Derby no pudo tener mejor arranque al adelantarse a los ocho minutos con el autogol del delantero Darren Bent, quien anidó el balón en su propia red al tratar de despejar un cabezazo del defensor alemán Robert Huth que había rozado en el zaguero Chris Baird de Derby.

Bent se redimió a los 21 minutos al peinar un cabezazo de Will Hughes para igualar el marcador.

El segundo de Derby cayó cinco minutos del descanso. Craig Bryson ganó un balón desde unos 30 metros del área, se quitó marcas y definió con un zurdazo cruzado rasante que batió al arquero Kasper Schmeichel.