LeBron James podría buscar otro oro olímpico con Gregg Popovich.

James, que de antemano cuenta con dos medallas olímpicas de oro, indicó que el hecho de que Popovich dirigirá a la selección estadounidense de básquetbol influirá su decisión sobre participar en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

"Es un factor muy importante", declaró James el sábado mientras los Cavaliers de Cleveland se preparaban para recibir a unos Spurs dirigidos por Popovich. "Lo he dicho antes. Es una mente maestra del básquetbol".

James se ausentó de los Juegos del año pasado en Río de Janeiro para descansar después de conducir a los Cavaliers al título de la NBA. Pero sigue conectado con la selección de Estados Unidos, y la llegada de Popovich en reemplazo del entrenador Mike Krzyzewski podría ser suficiente para que James contemple volver a los Juegos Olímpicos.

James tendrá 36 años para 2020, pero no ha dado muestras de perder su nivel de juego y el tricampeón de la NBA ha disfrutado sus previas participaciones olímpicas. Fue un elemento clave de las selecciones estadounidenses que se adjudicaron el oro en Beijing 2008 y Londres 2012, actuaciones que le ayudaron a él y al equipo a borrar parte de la decepción de tener que colgarse el bronce en Atenas 2004.

Krzyzewski, el entrenador de la universidad de Duke que guio a Estados Unidos a tres medallas olímpicas de oro consecutivas, tuvo un rol en la designación de Popovich como su sucesor.

Para James, la elección fue perfecta.

A inicios de esta semana, James reveló que consideraba a Popovich, que ha llevado a los Spurs a cinco títulos de la NBA, "el mejor entrenador de todos los tiempos. Lo he dicho una y otra vez. Uno debe ser fuerte, mental y físicamente, cuando enfrenta a su equipo. Si uno fuera un jugador de la NFL, es probablemente lo mismo que medirse a un equipo de (Bill) Belichick".