El exciclista Lance Armstrong vuelve a estar de actualidad y no precisamente por sus confesiones de dopaje o su búsqueda de una redención plena.

El pasado 12 de enero los cargos fueron trasmitidos a Lance pese a sus intentos por evitar que este hecho ganase en publicidad

El tejano ha sido acusado de haber abandonado un accidente que sufrió cuando regresaba de una fiesta bajo condiciones de nieve.

El vehículo de Armstrong se vio involucrado en un incidente con otros dos vehículos en una carretera del Condado de Austin.

Armstrong le pidió a su actual pareja, Anna Hansen, que asumiera ella el protagonismo y que se autoinculpase afirmando que era ella quien estaba al volante del vehículo.

Hansen asumió la culpa desde un primer momento y se ofreció a hacerse cargo de las reparaciones, pero uno de los conductores la denunció por conducción temeraria y exceso de velocidad en condiciones de nieve.

El pasado 12 de enero los cargos fueron trasmitidos a Lance pese a sus intentos por evitar que este hecho ganase en publicidad. Sin embargo, el excorredor fue citado para el próximo 17 de marzo y se expone a un castigo de 90 días de cárcel.