La grandeza de Trout no le alcanza a los Angelinos

Cuando Mike Trout se presentó al campamento de pretemporada de los Angelinos de Los Ángeles, el fenomenal jardinero se mostró con un cabello más tupido, se hizo acompañar por su prometida Jessica Fox...

Cuando Mike Trout se presentó al campamento de pretemporada de los Angelinos de Los Ángeles, el fenomenal jardinero se mostró con un cabello más tupido, se hizo acompañar por su prometida Jessica Fox y lanzó una declaración de objetivos.

El reinante Jugador Más Valioso de la Liga Americana quiere conseguir los 40 robos de base esta temporada, cosa que no logra desde su año de novato en 2012.

"Es tentador alcanzar las 40... Hay que plantearse objetivos altos y tratar de alcanzarlos", dijo el tercer jugador más joven en la historia —con 25 años— en ganar dos galardones al Más Valioso.

Otro objetivo —fundamental— es reflotar a los Angelinos tras una desoladora campaña.

La marca de 74-88 fue la peor del equipo en 17 años bajo la conducción de Mike Scioscia, el manager activo que más tiempo se ha mantenido en el puesto. Se hundieron al cuarto puesto de la división Oeste, por culpa de una serie de calamitosas lesiones que afectaron a su rotación.

Nick Tropeano y Andrew Heaney pasaron al quirófano para someterse a cirugías reconstructivas del codo. Garrett Richards también se vio afectado por molestias en el codo, mientras que Matt Shoemaker fue golpeado en la cabeza por un pelotazo.

De nada sirvió otra colosal campaña de Trout en Orange County.

Pese a los malos resultados de los Angelinos, ganó el JMV al superar a Mookie Betts (Boston) y José Altuve (Houston) en la votación, confirmándose como el pelotero más completo de las mayores. Siempre excepcional defendiendo en el bosque central, bateó para .315 con 29 jonrones, 100 impulsadas y 30 robos.

"La clave en el béisbol es mantenerse sano", reflexionó Trout sobre el infortunio de Los Ángeles en 2016. "No se puede cuando pierdes por lesión a tantos pitchers y otros compañeros quedan fuera. No hay duda que frustra. Uno ambiciona es estar en los playoffs. Es divertido. Lo vieron en la Serie Mundial el año pasado. Uno quiere ser parte de ese ambiente".

Durante el invierno, los Angelinos no acapararon titulares con sus adquisiciones. Sometido por una nómina apretada al máximo por los inflados contratos de Albert Pujols y Josh Hamilton, el gerente general Billy Eppler ha buscado sumar piezas con nombres de menos cartel que complementen a Trout.

En procura de un repunte inmediato, los jardineros Cameron Maybin y Ben Revere, los infielders Luis Valbuena y Danny Espinosa, el receptor Martín Maldonado y el abridor Jesse Chávez aparecen en escena.

Los Angelinos tienen que estar conscientes que el tiempo se les agota: Trout será agente libre dentro de cuatro años y es un auténtico desperdicio el que solo hayan participado de una postemporada desde su campaña de novato en 2012, sin siquiera ganar un solo juego de playoff.