La FIFA acusó a Rusia, la anfitriona de la próxima Copa del Mundo, por cánticos racistas de su afición a menos de dos meses de que arranque el torneo.

Desde la grada se dirigieron cánticos imitando a un mono hacia jugadores franceses negros, incluyendo Paul Pogba, durante el amistoso que Francia ganó por 3-1 a Rusia en San Petersburgo el mes pasado.

Tras recopilar las pruebas, la FIFA dijo que “se ha abierto un proceso disciplinario contra la Federación de Fútbol de Rusia por este incidente”.

El vice primer ministro Arkady Dvorkovich, a cargo de los preparativos del Mundial, dijo el martes a agencias noticiosas gubernamentales que Rusia pondrá mano dura contra hinchas racistas.

“Haremos todo lo posible para no tener casos de discriminación”, dijo Dvorkovich. “Pero si ocurren ... no tendremos tolerancia alguna con esa gente”.

La federación rusa indicó que coopera con la investigación de la FIFA.

“Se ha hecho un pedido al Ministerio del Interior para identificar a diversas personas involucradas en estos incidentes”, declaró Alexei Smertin, el responsable de anti discriminación de la federación, citado el lunes por la agencia noticiosa Tass. “Si se comprueba la culpabilidad de estos individuos, es muy probable que no se les permitirá concurrir a los partidos del Mundial y la liga rusa”.

Rusia ya fue acusada por el comportamiento racista de su afición durante las dos últimas Eurocopas. En ambos casos, la federación pagó una multa.

Este es el tercer caso de racismo que se da esta temporada en el estadio de San Petersburgo, donde se disputará una de las semifinales del Mundial. La UEFA acusó al Zenit de San Petersburgo en dos ocasiones por el comportamiento racista de su afición durante partidos de la Liga Europa.

Hinchas del Zenit desplegaron una bandera elogiando a Ratko Mladic, un convicto criminal de guerra, durante el partido contra un club de Macedonia en noviembre y también fueron acusados por emplear un término de connotación racista para burlarse de un jugador negro en un partido ante Leipzig. El segundo caso será tramitado por la UEFA el 31 de mayo, dos semanas antes del inicio del Mundial.