Kobe Bryant se perdería unas seis semanas de actividad por una lesión en su rodilla izquierda, el segundo problema físico importante del año para el astro de los Lakers.

Una resonancia magnética mostró el jueves que Bryant tiene una fractura lateral en la meseta tibial, la punta de la tibia cerca de su rodilla.

Uno lo lamenta por Kobe La lesión es el más reciente revés para la estrella de los Lakers, que recién había regresado a las canchas el 8 de diciembre, después de casi ocho meses fuera a causa de un problema en el tendón de Aquiles.

Al parecer Bryant se lastimó de nuevo en el partido del martes en Memphis mientras jugaba su cuarto partido en cinco noches.

Después de jugar seis juegos en 10 días, el cuarto mayor anotador en la historia de la NBA estará de nuevo fuera de las canchas por lo menos hasta febrero, lo que empeora la ya desafortunada serie de lesiones de los Lakers.

"Uno lo lamenta por Kobe", dijo a periodistas el entrenador de Los Angeles Mike D'Antoni luego de la práctica del jueves. "El ha trabajado muy duro para recuperarse, pero estará de vuelta. Regresará en seis semanas. Sólo tenemos que sortear la tormenta hasta entonces".

Los Lakers también anunciaron que Steve Nash estará descartado por lesión al menos otras cuatro semanas.

La tarde del jueves, un mensaje en la cuenta oficial de Twitter de Bryant sólo decía "#BrokenNotBeaten" (algo así como "quebrado pero no derrotado").

Los Angeles había renovado su vínculo con Bryant el mes pasado con una extensión de contrato de dos años. El nuevo contrato ascendería según informes a 48,5 millones de dólares y asegura su vigésima temporada con los Lakers.