Kevin Harvick estropeó su estupenda carrera al incurrir en una infracción, lo que abrió la puerta para que Brad Keselovski se robara la victoria el domingo en la carrera de Atlanta, segunda de la temporada en la NASCAR Monster Energy Cup.

El novato mexicano Daniel Suárez sufrió durante la prueba y terminó en el 21er puesto.

Harvick estaba a punto de triunfar en Atlanta, donde consiguió su primera victoria en esta categoría en 2001, tres fechas después de que debutó de manera anticipada por el fallecimiento de Dale Earnhardt. No se corona aquí desde entonces.

Bajo el nuevo formato de la NASCAR, Harvick había ganado las primeras dos etapas de la carrera. Tuvo la delantera durante 293 de las 325 vueltas.

Pero el bólido de Austin Dillon tuvo una falla, por lo que se izó una bandera amarilla. Y en el carril que lleva a los pits, Harvick excedió el límite de velocidad de 45 millas (72 kilómetros) por hora.

Se le sancionó, con lo que Kyle Larson ocupó la punta. Pero Keselowski rebasó por el carril de afuera, a seis vueltas del final, y se impuso por una diferencia de 564 milésimas de segundo.