Yuki Kawauchi parecía ser otro más de esos corredores que se escapan en la punta para captar la atención cuando se apoderó del liderato en el Maratón de Boston.

Resultó que el veterano maratonista japonés tenía reservadas muchas fuerzas para el final.

Bajo una lluvia fría y un fuerte viento en contra, Kawauchi aceleró en el tramo final y desplazó a Geoffrey Kirui para alzarse con su primera victoria en el circuito de las seis grandes maratones.

“Llevo 26 años corriendo y en 26 años este ha sido el mejor día de mi vida”, dijo Kawauchi, quien cruzó la meta con un tiempo de 2 horas, 15 minutos y 58 segundos.

Kawauchi, de 31 años, se convirtió en el primer varón japonés que triunfa en la carrera desde Seko Toshihiko en 1987. Es el primer corredor asiático en consagrarse desde el coreano Lee Bong-Ju en 2001.

Kirui entró segundo con 2:18:23, seguido por el estadounidense Shadrack Biwott con 2:18:35. El resultado de Biwott realzó una excelente jornada para los maratonistas estadounidenses, ya que tres figuraron dentro de los cinco primeros. También fue el segundo año seguido que seis estadounidenses se ubicaron dentro de los 10 primeros.

El potente contingente de Kenia solo tuvo a Kirui dentro del Top 10.

En tanto, Desiree Linden se convirtió en la primera mujer estadounidense en ganar la carrera desde 1985.

Linden, segunda en la edición de 2011, cronometró 2:39:54. Ese registro superó por más de cuatro minutos al de la segunda Sarah Sellers, una de siete estadounidenses entre las diez primeras, pero fue el tiempo más lento de una ganadora de la prueba femenina desde 1978.

“Se supone que sea arduo”, dijo Linden, quien se tuvo que sacar la espuma de la lluvia en su ojos al apretar el paso en la calle Boylston. “Es un placer el completarlo”.

La victoria de Lisa Larsen Weidenbach en 1985 había sido la última de una mujer estadounidense _ antes que la carrera empezara a repartir premios para atraer a los mejores competidores a la maratón más antigua y prestigiosa del mundo.

Unos 30.000 corredores tomaron la largada con lluvia torrencial, temperaturas apenas sobre los ceros grados centígrado (34 F) y ráfagas de viento de 51 kph (32 mph) en la distancia de 42 kilómetros desde Hopkinton a Copley Square.

“Para mí, fueron las mejores condiciones posibles”, dijo Kawauchi.