Sobre otra pista lodosa y en medio de una densa neblina, Justify conquistó el sábado la carrera de Preakness Stakes y se mantuvo en posibilidades de ganar la Triple Corona del hipismo estadounidense.

También con ello, siguió latente la oportunidad para el entrenador Bob Baffert, quien podría hacerse de la Triple Corona por segunda ocasión en cuatro años.

El potro, favorito por 2-5, tomó la punta al salir del arrancadero, pero libró una cerrada competencia con varios rivales, sobre una pista fangosa, similar a la que recorrió para imponerse en el Derby de Kentucky. Esta vez, hubo además una niebla que impidió a los espectadores atestiguar lo que ocurría en la recta del fondo.

Cuando los caballos emergieron de la niebla en la última curva, Justify marchaba en la punta. Mejoró a un récord de 5-0 y disputará Belmont Stakes el 9 de junio, en busca de hacer lo que American Pharoah hizo por Baffert en 2015.

“Por ahora no puedo ver por qué no lo puede conseguir”, manifestó confiado el entrenador.

Pese a que Justify se mantuvo invicto, el triunfo en Preakness no fue tan fácil. Good Magic fue el más cercano perseguidor de Justify desde la largada.

“Uno podía pronosticar que habría una lucha durante toda la carrera”, indicó Baffert. “Es un gran caballo a la hora de soportar la presión y de seguir corriendo”.

Ambos caballos intercambiaron la punta durante la carrera de una milla y 3/16.

Y mientras Baffert rezaba en el hipódromo de Pimlico, Justify se impuso por medio cuerpo a Bravazo, que rebasó a Tenfold para quedarse con el segundo puesto, mientras que Good Magic se rezagó al final y terminó cuarto.

“No fue un buen recorrido”, lamentó Chad Brown, el entrenador de Good Magic. “Me habría gustado ver un escenario diferente, tal vez en el que hubiéramos aminorado un poco el ritmo y no estuviéramos presionados por el carril interior y junto a la valla todo el tiempo. Fue decepcionante”.

Justify no pareció resentir los efectos de un golpe en una pata, un problema que se descubrió después del Derby y al que Baffert restó importancia en días recientes.

Tenía razón. Justify dio más evidencias de que tiene las cualidades de American Pharoah, con el que su entrenador lo ha comparado a menudo.

El jockey Mike Smith ganó en Preakness apenas por segunda ocasión en 17 intentos, 25 años después de que lo consiguió montando a Prairie Bayou.

Justify es el 36to caballo que gana el Derby de Kentucky y Preakness.

“Estoy muy contento de que hayamos hecho esto”, manifestó Baffert. “Él va a tener que entrenar muy bien de verdad”.