El jurado en el juicio en Nueva York por corrupción contra tres ex funcionarios del fútbol en Sudamérica partió a casa para el fin de semana después de haber iniciado sus deliberaciones.

El panel trabajó por cerca de 3:30 horas el viernes en una corte federal en Brooklyn.

Se trata del primer juicio en Estados Unidos a raíz del escándalo que ha sacudido a la FIFA.

José Maria Marín, ex presidente de la confederación brasileña de fútbol; Marín, Burga, ex presidente de la federación peruana; y Juan Ángel Napout, ex presidente de la Conmebol y un ex vicepresidente de FIFA, han tratado de desacreditar a los testigos que aseguraron que los tres recibieron dinero a cambio de sus influencias para otorgar los lucrativos derechos comerciales de algunos de los torneos más importantes a ciertas firmas de mercadeo deportivo.

Los acusados se han declarado inocentes a los cargos de crimen organizado, conspiración para cometer fraude en comercio electrónico y conspiración para lavar activos.