El estelar wide receiver Julio Jones superó su última valla para jugar el domingo con los Falcons en el partido por el campeonato de la NFC ante Green Bay al practicar por primera vez esta semana.

El entrenador Dan Quinn dijo que Jones no tuvo restricciones en la práctica del viernes, la primera en la que participó desde que se volvió a lastimar un dedo del pie izquierdo la semana pasada.

Jones no pareció cojear en la parte de la práctica que estuvo abierta a la prensa. Quinn dijo que Jones "lució bien", corrió duro y saltó sin problemas.

Jones se perdió dos partidos por la lesión del dedo esta temporada, y no participó en la segunda mitad del triunfo de la semana pasada sobre Seattle en los playoffs. El jueves, describió la lesión como "una pequeña molestia", y aseguró que estará listo para el partido del domingo en el Georgia Dome.