Dustin Johnson vio como su ventaja de seis golpes se redujo a dos antes de conseguir suficientes birdies el sábado para una delantera de cuatro impactos sobre Rory McIlroy de cara a la ronda final del Campeonato de México.

Johnson estuvo a punto de desperdiciar su ventaja de seis golpes en los primeros ocho hoyos luego de que McIlroy lograra un birdie de 35 pies (10,6 metros) en la novena bandera y luego Johnson tuvo serios problemas con los árboles un hoyo más tarde. Golpeó árboles con tres disparos consecutivos y necesitó de dos putts para rescatar un doble bogey.

Fue su primer hoyo sobre par esta semana en el Club de Golf Chapultepec.

Y fue el último del día.

“No dejé que me molestara porque sabía que estaba jugando bien y había muchos hoyos en los que podía hacer birdie”, dijo Johnson.

Johnson respondió con dos birdies consecutivos, y luego sumó otros dos en un lapso de tres hoyos para restaurar un poco de ventaja antes del domingo. McIlroy no pudo acercarse a menos de dos golpes todo el día y debió conformarse con una tarjeta de 68.

No hay nadie más a menos de siete golpes del líder.

Tiger Woods se acercó a cuatro golpes después de la pifia de Johnson, pero sus esperanzas finalizaron sobre el green.

Su segundo golpe en el par 5 del hoyo 15 terminó en el bunker, su salida apenas recorrió 25 pies ocho metros y tuvo cuatro putts para doble bogey, los últimos tres de poco más de un metro.

Un hoyo más tarde hizo tres putts para bogey, y un birdie en el hoyo final lo dejó en 70. Woods, quien alcanzó 16 greens, terminó 10 golpes detrás y sin ánimos de hablar con nadie.

Johnson, el único jugador en capturar los cuatro Campeonatos Mundiales de Golf busca su sexto título de WGC y el 20mo de su carrera en la PGA, con lo que se convertiría en miembro vitalicio tan solo a los 34 años de edad.