Joe Flacco muestra ya un nivel digno de postemporada con los Ravens, quienes esperan que el resurgimiento de su quarterback continúe durante enero.

Tras perderse toda la pretemporada por una por una lesión de espalda, Flacco vio interceptados 10 de sus envíos y sólo lanzó un pase de touchdown durante sus primeros nueve partidos. En ese momento, Baltimore tenía una foja de 4-5 y parecía condenado a perderse los playoffs por tercer año en fila.

Desde entonces, Flacco ha completado ocho envíos de touchdown y ha sufrido sólo dos intercepciones. Los Ravens han cosechado un récord de 5-1 en ese tramo y ahora sólo necesitan doblegar el domingo a Cincinnati (6-9) para conseguir un boleto de comodín a la postemporada en la Conferencia Americana.

“Hemos trabajado duro todo el año para llegar al punto en el que estamos”, manifestó Flacco el miércoles. “Estamos jugando bien al fútbol” americano.

Flacco, quien participa en su décima campaña, se clasificó a los playoffs en cada uno de sus cinco primeros años dentro de la liga. En la postemporada de 2012, lanzó para 1.140 yardas y 11 anotaciones, sin un solo envío interceptado. Coronó esa temporada con una victoria por 34-31 sobre San Francisco en el Super Bowl, del que fue nombrado el Jugador Más Valioso.

Recién el sábado, los Ravens tenían una ventaja de apenas 16-13 sobre Indianápolis, y Flacco entró en el terreno para comandar un nuevo ataque. No era exactamente un Super Bowl, pero sí un partido en que Baltimore estaba obligado a ganar para seguir controlando su destino de playoffs.

Flacco orquestó una serie de 14 jugadas y 75 yardas. Completó siete de ocho envíos, incluido uno de anotación a Max Williams, para culminar la ofensiva y colocar el marcador en 23-16.

“Fue una serie muy agradable”, dijo Flacco. “Sabíamos que debíamos anotar seis puntos en ese momento para ganar”.

Se trata del desempeño que los Ravens suelen esperar de Flacco, particularmente en esta época del año. De por vida, tiene una foja de 22-13 durante los últimos cuatro partidos de la campaña. En diciembre, su récord de local es de 15-5.

Un triunfo más, y Baltimore irá a los playoffs.