Jason Day toma el control en Quail Hollow

Jason Day enfrentó dificultades en el comienzo pero encontró la precisión para firmar una tarjeta de 4 bajo par (67) y ponerse en ventaja por dos golpes de cara a la ronda final del Wells Fargo...

Jason Day enfrentó dificultades en el comienzo pero encontró la precisión para firmar una tarjeta de 4 bajo par (67) y ponerse en ventaja por dos golpes de cara a la ronda final del Wells Fargo Championship.

Así, el australiano quedó con una gran oportunidad de agenciarse su segundo torneo del año.

Peter Uihlein, Phil Mickelson y Rory McIlroy aprovecharon las condiciones observadas el sábado por la mañana, con un campo de Quail Hollow más suave y amigable aunque con un cielo nublado.

Uihlein consiguió un marcador de 62, a uno del record del campo, y terminó antes de que los líderes comenzaran la tercera ronda. Se mantuvo en la cima de la clasificación hasta mediodía.

Mickelson se anotó un 64, su mejor número de la temporada, mientras McIlroy firmó un 66.

Day usó un hierro 9 en el rough izquierdo con el viento a su espalda, desde unas 195 yardas y 18 pulgadas en el hoyo 9 para su primer birdie, y eso lo enfiló. Conseguiría cinco birdies en los últimos 10 hoyos, y embocó un par desafiante en el 18.

Con sus pies descalzos en el arroyo y la pelota bien arriba de sus pies, conectó un tiro completo a la parte trasera del green, desde donde hizo dos putts para quedar en par.

"Hoy estuve luchando hasta los primeros ocho hoyos”, comentó Day. "Pegué un buen tiro en el hoyo 9 y un buen drive en el 10 y empecé a enderezar la dirección. Sabía que las cosas iban a cambiar”.

Tiger Woods no pudo sacarle provecho a un campo que era 228 yardas más corto y lo suficientemente suave al grado que los jugadores hallaron marcas en los greens. Woods finalmente halló ritmo en los últimos hoyos con tres birdies consecutivos, pero un bogey de tres putts en el hoyo final le dio para 68.

Estaba a nueve golpes de distancia.

El argentino Emiliano Grillo se rezagó, con una ronda de 71 impactos, que lo dejó en 210, tres debajo del par.