Drake Kulick siguió esforzándose hasta conseguir un acarreo de una yarda que terminó en la zona de anotación, para que Iowa se impusiera el miércoles 27-20 a Boston College en el Pinstripe Bowl.

Ése fue el único acarreo que consiguió Kulick, y llegó en el cuarto periodo, pero significó la victoria en el helado Yankee Stadium para que Iowa cortara una racha de cinco tazones colegiales perdidos de manera consecutiva.

Los Hawkeyes (8-5) eran el único equipo de la nación que había perdido un tazón en cada una de últimas cuatro campañas. No se imponían en estos partidos desde 2010.

Boston College (7-6) no consiguió nada en su última serie ofensiva, durante una noche de viento en que la temperatura cayó a cinco grados centígrados bajo cero (23 Fahrenheit).