El presidente de la liga sudafricana de fútbol prometió una investigación exhaustiva sobre los disturbios registrados el fin de semana durante un partido que dejaron 18 heridos, entre ellos un guardia de seguridad que fue agredido por hinchas y que sufrió lesiones en la cabeza.

Irvin Khoza, presidente de la Liga Premier de Fútbol de Sudáfrica, informó que el guardia de seguridad, identificado como Sabela Maziba de 32 años, fue dado de alta tras ser atendido en un hospital.

La violencia estalló el sábado en la derrota de Kaizer Chiefs por 2-0 ante Free State Stars en las semifinales de la Copa Nedbank, en el Estadio Moses Mabhida de Durban.

Khoza agregó que Kaizer Chiefs, el club a cuyos hinchas se responsabiliza de los incidentes, enfrentará medidas disciplinarias.

Khoza no señaló las sanciones que recibirá el equipo, el cual de antemano se encontraba bajo advertencia tras ser multado por 20.000 dólares este mes luego que sus aficionados arrojaron objetos a la cancha durante un partido anterior.