Donante de órganos brasileño
Un socio del Sport Club Recife de Brasil muestra su carné de donante de órganos. YOUTUBE

Una exitosa campaña publicitaria en Brasil está salvando la vida a cientos de personas. El Sport Club Recife ha puesto en marcha, desde hace un par de meses, una tarjeta de donante de órganos para que sus fans y socios se comprometan a donar una vez fallecidos.

Bajo el lema Immortal Fans, la campaña ha conseguido más de 51.000 donaciones (que es más de la capacidad del estadio Arena do Sport, donde juega sus partidos). Los hinchas pueden conseguir su tarjeta en el estadio o a través de una aplicación por la cual reciben la tarjeta en casa.

El Recife ha producido un vídeo en el cual recoge testimonios de personas en lista de espera para un órgano. Así, Adriano dos Santos, invidente, promete que sus "ojos seguirán viendo al Recife", algo parecido a lo que dice Marleide dos Santos, que espera un corazón y que, entre lágrimas, promete que si lo recibe "siempre latirá por el Sport Club Recife".

Prueba de voluntad

En el vídeo, Karina Monteiro, del Centro de Donación de Recife, explica que la principal dificultad que se encuentran es la negativa de las familias de los fallecidos a donar los órganos. La tarjeta sirve como prueba de la voluntad del titular de donar sus órganos.

Según los responsables de la campaña, gracias a esta iniciativa la lista de espera para recibir un transplante de córnea o corazón se ha reducido a cero. El vídeo promocional recoge también testimonios de personas que pueden seguir viviendo gracias a una donación procedente de un hincha del Recife.

El beneficio para el hincha es, como recoge otro testimonio, "poder ser del Sport Club Recife incluso después de que muera".