Con un gol de Eddie Hernández, Honduras venció el domingo 1-0 a Belice y se coronó campeón de la Copa Centroamericana de Fútbol.

Hernández marcó a los 56 minutos, al definir con clase dentro del área un largo centro de Jesús Canales, y Honduras alcanzó el resultado que necesitaba para sellar formalmente su campeonato, el cuarto en su cuenta y el primero desde 2011.

Honduras desbancó a Costa Rica, que no pudo revalidar el título que había ganado hace tres años en Estados Unidos y sumar el noveno en la 14ta edición de la copa en Panamá. Pese a que vino sin varios de sus jugadores más importantes que militan en Europa, la selección costarricense era la favorita para alzar el trofeo.

Al equipo hondureño, dirigido por el técnico colombiano Jorge Luis Pinto, le costó llegar al gol el domingo. En la ocasión más clara en la primera mitad, Hernández terminó disparando desviado en un mano a mano con el portero Woodrow West, y Oscar Salas estrelló un remate en el palo al despuntar el complemento.

Honduras se fue invicta en cinco partidos y con 13 puntos, gracias a sus cuatro victorias y un empate. Panamá, que en el último duelo del certamen se impuso 1-0 a Costa Rica con un gol de Armando Cooper a los 67, terminó segundo con 10 unidades. La selección "tica" fue cuarta con seis.

El Salvador se ubicó tercero con siete puntos después de su victoria por 1-0 contra Nicaragua, que se quedó con cuatro. El tanto salvadoreño fue marcado por Irving Herrera a los 54. Belice quedó último con un punto.

Honduras, Panamá, El Salvador y Costa Rica se clasificaron a la Copa de Oro de la CONCACAF del 2017. Nicaragua disputará su pase en un repechaje con un rival del Caribe.