Keisuke Honda estuvo en la banca durante 72 minutos, sabiendo que un gol lo convertiría en el primer japonés en marcar en tres Mundiales.

Seis minutos después, la gestaba estaba en los libros.

El ex atacante del Milan y actual jugador del Pachuca de México marcó a los 78 minutos al disparar por encima de dos defensores en la línea de meta y darle a Japón un empate el domingo 2-2 con Senegal en la Copa del Mundo.

Honda, de 32 años, también marco en los mundiales de 2010 y 2014 y llegó a 37 goles con la casaca nacional.

“En retrospectiva, creo que usé muy bien los cambios”, dijo el técnico japonés Akira Nishino, quien asumió el cargo poco antes del inicio del torneo. “Honda se trasladó del centro al extremo y fue muy versátil al adaptarse a esa posición.

“Realmente queríamos ganar, queríamos empatar y tomar la ventaja, aunque solo quedaba muy poco tiempo”.

La igualdad en Ekaterumburgo mantuvo a ambos equipos en la cima del Grupo H de cara a la última jornada de la primera fase.

El próximo partido de Japón será ante Polonia en Volgogrado el próximo jueves, cuando Senegal se mida a Colombia en Samara.

Sadio Mané puso a Senegal al frente a los 11 minutos al desviar a la red un balón y conseguir su primer tanto del torneo. El atacante del Liverpool empujó al fondo de las redes después de que el portero Eiji Kawashima no pudo controlar un disparo de Youssof Sabaly.

“La pelota me pegó en el pie y entró”, dijo Mané. “Realmente la pelota fue al pie”.

Takashi Inui igualó con un preciso disparo dentro del área a los 34 minutos.

Moussa Wague restauró temporalmente la ventaja para Senegal a los 71 minutos, pero Honda ingresó un minuto después y logró empatar.

Senegal remató 14 veces, cinco a puerta. Japón apenas disparó en siete ocasiones y dos al marco.

Alliou Cisse, entrenador de Senegal y capitán del equipo de 2002 que alcanzó los cuartos de final, dijo que su equipo necesita ser más agresivo.

“Necesitamos más concentración y ser más rigurosos”, afirmó Cisse. “No perdimos hoy. No hicimos un gran partido, pero no perdimos”.