Josh Richardson anotó 20 puntos, Dwyane Wade sumó 18 y el Heat de Miami, que desperdició gran parte de una ventaja de 31 tantos, tuvo que aguantar el tipo para derrotar el viernes 106-101 a los Pelicans de Nueva Orleans.

Kelly Olynyk totalizó 13 tantos para Miami, que frenó una seguidilla de seis derrotas en su cancha. El Heat lideró la pizarra con una cómoda renta de 31 puntos en el segundo cuarto, pero su ventaja se vio reducida a tres en los últimos instantes del juego.

Anthony Davis terminó con 41 puntos para los Pelicans, mientras que Jrue Holiday tuvo 21 y Nikola Mirotic, 15. El Heat consiguió una enorme ventaja de 49-12 en anotaciones desde la banca, liderado por Wade.

Tras haber encadenado seis fracasos consecutivos en su estadio, Miami decidió hacer un cambio clave en un intento por darle la vuelta a la situación: poco antes del inicio del partido descartó su uniforme negro de “Vice”, cuya presentación coincidió con el inicio de la mala racha. El Heat lució su uniforme rojo tras una decisión calificada de “organizativa”.