Harden y Rockets aseguran título divisional

No hubo celebración el jueves en los camerinos de los Rockets, luego de que aseguraron el título en la División del Suroeste.“Es algo bueno, pero no nos basta este año. Queremos ser los primeros de...

No hubo celebración el jueves en los camerinos de los Rockets, luego de que aseguraron el título en la División del Suroeste.

“Es algo bueno, pero no nos basta este año. Queremos ser los primeros de la conferencia, y esa es la meta principal por ahora”, comentó Eric Gordon.

James Harden registró 24 puntos, Gordon añadió 23 y Houston superó el jueves 101-96 a los Clippers de Los Ángeles. El triunfo, combinado con la derrota de los Pelicans ante los Spurs, dejó resuelta la división.

Los Rockets han ganado 27 de sus últimos 30 compromisos y necesitaban sólo una victoria para igualar los 55 triunfos que obtuvieron en la campaña anterior.

Pero los jugadores de Houston no tienen la intención de relajarse durante los últimos 14 duelos de la campaña. Buscan seguir encima de Golden State en la lucha por el primer puesto de la Conferencia del Oeste.

“Fue una buena victoria para nosotros”, valoró Chris Paul. “Sabemos que ese equipo que está ahí pelea por su vida en los playoffs, y sabemos que vamos a encontrar una gran resistencia de ellos”.

Los Clippers anotaron seis puntos seguidos, cuatro por Austin Rivers, para acercarse a una canasta con menos de un minuto por jugar. Pero en la siguiente posesión, Harden embocó un disparo de dos puntos con Rivers en su cara para abrir distancia 100-96.

Acto seguido, Rivers falló un triple y Harden acertó uno de dos tiros libres para sellar el triunfo, el tercero seguido de Houston.

Los Rockets rompieron la racha de tres victorias de los Clippers, cuyo mejor anotador fue Tobias Harris con 29 puntos. Rivers aportó 20.

El entrenador de los Clippers, Doc Rivers, no se mostró muy contento con la actuación de los árbitros.

“Fueron 24 tiros libres contra ocho de nosotros”, lamentó, aunque en realidad Houston disparó 23 veces desde la línea. “Es una broma, una broma total. Creo que nuestros chicos avanzaron y recibieron golpes durante todo el partido”.