James Harden, de los Rockets de Houston, ganó el lunes la votación al Jugador Más Valioso de la NBA, derrotando al cuatro veces ganador LeBron James y a Anthony Davis, de los Pelicans, en los Premios NBA.

Harden se unió a Michael Jordan como los únicos jugadores en promediar al menos 20 puntos, ocho asistencias, cinco rebotes y 1,7 robos en una temporada.

Lideró la liga en puntos, triples y juegos con 50 puntos con cuatro, mientras ayudaba a los Rockets alcanzar 65 victorias, la mayor cantidad en la temporada de la NBA.

James no asistió al espectáculo en el Hangar Barkerm, en el aeropuerto de Santa Mónica, en medio de especulación sobre su futuro. Tiene hasta el viernes para decirles a los Cavaliers si hará válida la opción por 35,6 millones de dólares para la siguiente temporada y opta por la agencia libre.

Harden, quien es de Los Ángeles, llevó a su madre al escenario antes de aceptar el trofeo de parte del comisionado Adam Silver.

“No me pondré emocional”, dijo detrás de unos lentes oscuros. “Ella es mi pilar en los buenos tiempos y en los malos”.

Ben Simmons, de los 76ers de Filadelfia, ganó el título como Novato del Año.

El escolta promedió 15 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias por encuentro, con lo que se unió a Oscar Robertson, miembro del Salón de la Fama, como los únicos novatos con esos números en una temporada.

Simmons ayudó a Filadelfia a conseguir una foja de 52-30, que incluyó cerrar la campaña con una racha de 16 victorias.

Venció a los finalistas Donovan Mitchell, de Utah, y Jayson Tatum, de Boston.

El escolta Victor Oladipo, de los Pacers de Indiana, ganó el premio al Jugador de Más Progreso.

Promedió 23,1 puntos en su primera temporada con los Pacers mientras obtenía su primera selección al Juego de las Estrellas. También lideró la liga en robos por primera ocasión en su carrera.

El Jugador Defensivo del Año fue para el pívot del Jazz de Utah, Rudy Gobert.

Lideró las votaciones para el primer equipo defensivo de la liga mientras se erigió como el ancla de la defensa del Jazz, que ocupó la segunda posición en la clasificación de la NBA.

Lou Williams, de los Clippers de Los Ángeles obtuvo el galardón al mejor Sexto Hombre.

El escolta se convirtió en el primer jugador en promediar al menos 20 puntos por primera vez en su 13va temporada o después. Lideró la liga en puntos y promedio de anotación en el último cuarto.

Dwane Casey fue elegido el Entrenador del Año por su trabajo con los Raptors de Toronto, que el mes pasado lo despidieron y pasó a dirigir a los Pistons de Detroit.

“No puedo mirar en el espejo retrovisor”, dijo Casey detrás del escenario. “Winston Churchill dijo que el éxito se mide por el fracaso, fracasar y luego volver con entusiasmo, y eso es lo que hice”.

Casey guió a los Raptors al primer lugar en la Conferencia del Este por primera vez en la historia de la franquicia y Toronto ganó 59 partidos, un récord para la organización. Además, por primera vez fue el entrenador del equipo de la División Este en el Juego de Estrellas.

Para obtener el galardón, Casey superó a Quin Snyder, de Utah, y a Brad Stevens, de Boston.