Hamilton en busca de un cambio de suerte en Azerbaiyán

Lewis Hamilton espera un cambio de suerte en Azerbaiyán.A nueve puntos del líder Sebastian Vettel, el vigente campeón de la Fórmula Uno busca su primera victoria de la temporada. Y el circuito...

Lewis Hamilton espera un cambio de suerte en Azerbaiyán.

A nueve puntos del líder Sebastian Vettel, el vigente campeón de la Fórmula Uno busca su primera victoria de la temporada.

Y el circuito callejero de Bakú con sus rectas debe favorecer a Hamilton y Mercedes este fin de semana, pero al piloto británico no le ha ido bien en las dos carreras previas que disputó en el trazado urbano. En 2016, chocó su monoplaza en la clasificación. Y el año pasado, el respaldar de la cabeza que se desprendió le obligó hacer un repostaje que le costó tiempo. Quedó quinto en ambas ocasiones.

“Bakú no ha sido mi sitio favorito”, dijo Hamilton, quien lleva seis carreras sin ganar desde que su victoria en el Gran Premio de Estados Unidos en octubre.

“Este año será complicado”, añadió. “Tengo la confianza que tengo una máquina que este fin de semana que me permitirá pelear con Sebastian”.

Mercedes ha dominado las últimas cuatro temporadas, pero se ha enfrascado en una pulseada a tres con Ferrari y Red Bull este año. El equipo de Hamilton lidera en la clasificación de constructores.

“Los otros han levantado su nivel. Creo que nosotros dimos un paso adelante, pero han hechos han hecho en enorme salto”, declaró Hamilton. “Siempre es más fácil es seguir la corriente que ser un pionero”.

Mercedes trata de optimizar el rendimiento de los neumáticos blandos, especialmente en la clasificación.

Vettel dijo que Mercedes sigue siendo el equipo favorito, pero que las diferencias son minúsculas.

“Tenemos tres monoplazas idénticos”, señaló Vettel. “El que resuelva los pequeños detalles es el que saldrá ganando”.

Vettel llega Azerbaiyán como el líder del campeonato con dos victorias, pero busca recuperarse tras quedar octavo en China tras un choque con Max Verstappen.

Lo que resalta en Bakú es una pronunciada recta frente a la costa del mar Caspio y tramo de curvas cerca del barrio antiguo de la ciudad. Eso hace crucial tener el grado correcto de fuerza aerodinámica para generar la velocidad necesaria pero también tener el agarre en las curvas más lentas.

Daniel Ricciardo, quien ganó en Bakú el año pasado y viene de una victoria en China hace dos semanas, dijo que no se ha puesto en pensar en el título. Advirtió que el desafío de su equipo es poder demostrar que puede ser un rival consistente de Mercedes y Ferrari. Eso también es un factor ante el ruido de que el piloto australiano podría pasar a Mercedes o Ferrari el año próximo.

“Es prematuro, pero creo que hemos demostrado que tenemos potencial”, dijo Ricciardo. “Como no somos un equipo que es de ganar todos los fines de semanas, cuando se puede tener el sorbo de victoria, te da toda la motivación y deseo que yo necesito”.