Antoine Griezmann volvió a ganarle una partida al arquero Manuel Neuer al facturar los dos goles con los que Francia le dio la vuelta al marcador para vencer el martes 2-1 a Alemania en la Liga de las Naciones de la UEFA.

El volante Toni Kroos puso en ventaja a Alemania con un remate de penal a los 14 minutos y el equipo visitante desperdició varias ocasiones para aumentar la diferencia hasta que Griezmann igualó con un estupendo cabezazo a los 62.

Con perfecto oportunismo, el delantero del Atlético de Madrid apareció para peinar el centro que su compañero de club Lucas Hernández colgó desde la izquierda, fuera del alcance de la mano de Neuer.

A falta de 10 minutos para el final, Griezmann cobró con frialdad un penal — su 26to gol con la selección — para certificar la victoria en el Stade de France. Neuer se lanzó al lado contrario, muy similar a lo ocurrido en las semifinales de la Eurocopa hace dos años, cuando Griezmann firmó también un doblete.

Un pase de Kylian Mbappé, el jugador sensación del Mundial, fue lo que precipitó el penal ejecutado por Griezmann. Mbappé habilitó a Blaise Matuidi, quien a juicio del árbitro recibió una falta de Mats Hummels. No se utilizó el videoarbitraje y el contacto pareció ser leve.

La victoria dejó al campeón mundial Francia en la cima del Grupo 1 de la Liga A del nuevo torneo. Alemania se hundió en el fondo con tan solo un punto.

Se trata la primera vez que Alemania pierde dos partidos oficiales consecutivos desde 2000.

“El primer tiempo fue complicado en el aspecto táctico”, consideró Griezmann. “Hablamos de esto con calma durante el medio tiempo. Fuimos campeones del mundo porque jugamos como equipo”.

El equipo que dirige Joachim Loew sigue sin levantar cabeza tras despedirse en la fase de grupos como campeón vigente en el Mundial y luego de resultados adversos en la Liga de las Naciones — un empate en casa sin goles contra Francia y la derrota de visitante 3-0 ante Holanda el sábado pasado.

Loew colocó una formación más arriesgada, con los veloces extremos Serge Gnabry y Leroy Sané.

“Las derrotas siempre son desagradables, especialmente después de tener la ventaja y de controlar el partido. Es algo amargo”, consideró Neuer. “Jugamos de manera valiente, como si hubiéramos sido el equipo que ganó 3-0 en Holanda”.

Francia se medirá a Holanda en Rotterdam el 16 de noviembre, y los alemanes recibirán a los holandeses tres días después, en los últimos encuentros de la fase de grupos.

Alemania corre el riesgo de descender a la Liga B.

En otros duelos de la Liga de Naciones, Ucrania consiguió el ascenso a la máxima categoría, merced a una victoria por 1-0 sobre República Checa, en un duelo del Grupo 1. Se trata de la primera selección que ha ascendido de la Liga B a la A.

Gales lidera el Grupo 4 de la Liga B, luego de superar 1-0 a Irlanda en Dublín.

En duelos de la Liga C, Noruega se impuso 1-0 a Bulgaria y Eslovenia evitó el descenso con un empate 1-1 ante Chipre.

Holanda y Bélgica igualaron 1-1 en un encuentro amistoso. Arnaut Groeneveld festejó su primer encuentro con la selección holandesa al marcar el tanto de la igualdad en el primer tiempo.

El volante de 21 años, quien milita en el Brujas de Bélgica, marcó a los 27. A los cinco minutos, Dries Mertens había colocado en ventaja a los Diablos Rojos.