Un gol de cabeza del defensor Yerry Mina a centro de James Rodríguez tiene adelante a Colombia 1-0 sobre Polonia en un partido crucial en la Copa del Mundo.

Cuando parecía que la primera mitad concluiría con paridad, Colombia apareció con una jugada de sus creativos: Juan Quintero cedió a James en el área, y el mediopunta del Bayerm Munich puso un centro perfecto para el frentazo de Mina a boca de jarro.

Alinear al espigado Mina desde el vamos resultó ser una apuesta atinada para el entrenador José Pekerman, que decidió recurrir al central del Barcelona para frenar los avances del goleador polaco Robert Lewandowski por los costados y para que se sumase por su tamaño al ataque en jugadas de pelota parada.

Hasta el gol colombiano, el partido se hizo trabado y no se generaron llegadas de peligro, aunque Colombia se encimó más al arco rival sin poder dar el puntillazo final.

Rodríguez, el máximo goleador en Brasil hace cuatro años, salió de titular. Fue una buena noticia para el equipo de Pekerman que necesitaba de la conducción y aporte ofensivo en el mediocampo. James llegó a Rusia aquejado por una sobrecarga muscular y sólo pudo jugar la última media hora en el revés 2-1 sufrido por Colombia ante Japón en el estreno.

Colombia llegó urgida de los tres puntos, al igual que Polonia que también cayó en su debut frente a Senegal.

A la media hora del partido el volante de marca Abel Aguilar se lesionó y fue sustituido por Mateus Uribe.