Elia Viviani impuso otra vez su autoridad en las llegadas masivas para conseguir el miércoles su cuarta victoria en este Giro de Italia, mientras que Simon Yates mantuvo el liderato general tras la 17ma etapa.

Bajo la lluvia, el italiano levantó cuatro dedos al emerger victorioso del embalaje en la subida que puso fin al recorrido de 155 kilómetros entre Riva del Garda e Iseo.

El irlandés Sam Bennett, quien buscaba su tercera victoria de etapa, quedó segundo, seguido por el italiano Niccolo Bonifazio.

"Bennett pudo igualarme hoy. Era una etapa que se ajustaba mejor para él. Nos complicó”, dijo Viviani. “Fue una etapa difícil porque nadie quería permitir una fuga. El equipo hizo un gran trabajo colectivo. Estuvieron perfectos”.

El holandés Danny van Poppel fue el primero en lanzar su sprint hacia la meta, pero el checo Zdenek Stybar y el italiano Fabio Sabatini le prepararon bien el terreno a Viviani, su compañero en el equipo Quick-Step Floors.

“Tuve unos cuantos titubeos, y perdí la convicción”, dijo Bennett, lloroso y con la voz entrecortada. “No pude escaparme. Tenía las piernas y no pude escaparme”.

Nada cambió en la clasificación general. Yates sigue el frente, con una diferencia de 56 segundos sobre el reinante campeón Tom Dumoulin.

"No hay días fáciles en el Giro”, señaló Yates. “Este fue otro día duro y pudo haber tenido algo de impacto en las próximas etapas de montaña”.

“Espero que todo el mundo esté cansado porque estoy cansado

El italiano Domenico Pozzovivo (Bahrein-Mérida) se mantiene 3:11 detrás de Yates y 39 segundos por delante de Chris Froome (Sky), el cuatro veces campeón del Tour de Francia.

Entre los latinoamericanos, el colombiano Miguel Ángel López (Astana) es el más destacado, séptimo en la general, a 5:37. El ecuatoriano Richard Carapaz (Movistar) se ubica noveno, a 6:07.

La carrera tendrá el jueves una 18va etapa más llana, con una distancia de 196 kilómetros entre Abbiategrasso y Prato Nevoso.

El Giro subirá a los Alpes el viernes, escenificándose un recorrido que tendrá cuatro puertos de montaña rumbo a Bardonecchia, antesala de la etapa reina del sábado con llegada en Cervinia.

La carrera culminará el domingo en Roma.