Gerente general de Cardinals regresa tras su arresto

Un día después de que regresó a trabajar tras una suspensión de cinco semanas, el gerente general de los Cardinals de Arizona, Steve Keim, ofreció disculpas a la organización, a los fanáticos del...

Un día después de que regresó a trabajar tras una suspensión de cinco semanas, el gerente general de los Cardinals de Arizona, Steve Keim, ofreció disculpas a la organización, a los fanáticos del equipo y a su familia en relación con su arresto por conducir en estado de ebriedad.

“Es un honor y un privilegio trabajar para la National Football League” y para la organización de los Cardinals. “No cumplí con los estándares y expectativas y lo siento”, manifestó Keim durante una conferencia de prensa realizada el miércoles en la sede del equipo.

El dirigente dijo que las cinco semanas que pasó lejos del fútbol americano, justo cuando comenzaba el campamento de prácticas, fueron “una tortura”.

“Las dos cosas que amo más en mi vida son mi familia y el fútbol americano. Puse ambas cosas en una gran desventaja y en una situación complicada”, comentó. “Estar lejos de las personas a las que quiero, de la organización que tanto amo, fue extremadamente difícil. Pero al mismo tiempo, no sé si fue algo malo tomar ese tiempo para autoevaluarme, fortalecerme y crecer como hombre”.

Keim fue arrestado el 4 de julio en Chandler, un suburbio de Phoenix, a poca distancia de su casa. Se declaró culpable de conducir bajo los efectos del alcohol el 17 de julio, el mismo día que quedó suspendido de su puesto por parte del presidente de los Cardinals, Michael Bidwill, y fue multado por 200.000 dólares.

Durante la conferencia de prensa, a Keim se le cortó la voz cuando habló sobre el impacto que el incidente tuvo en su familia.

“Luego de que se dio a conocer la noticia, mi hijo de 12 años estaba mandándose mensajes con su amigo”, dijo Keim y agregó que el amigo le comentó que “no dejan de pasar en la televisión a tu papá. Siento mucho que tenga que pasar por eso. Mi hijo respondió: ‘Yo no. No debió de haberlo hecho’. Y mi hijo tenía razón y no creo que haya un peor sentimiento que cuando sientes que decepcionaste a tus hijos”.

A Keim le preguntaron si piensa que tiene un problema con el alcohol, más allá de este incidente.

“Al recordar y pensar en comportamientos y en todo lo que pasé, creo que todos podríamos aprovechar en algún momento de nuestras vidas un proceso de autoevaluación”, respondió. “No quiero profundizar mucho y hacerlo personal, pero puedo decirles que luego de pasar por esto, esta experiencia me ha hecho un mejor hombre”.

Kaim comienza su vigésimo año trabajando para los Cardinals. En las últimas seis campañas se ha desempeñado como gerente general.