Ganadores y perdedores, de cara a última semana en NFL

Los grandes ganadores de la semana 16 en la NFL fueron los Saints, Patriots, Cowboys, Seahawks y Ravens. Los equipos que sufrieron los tropiezos más dolorosos fueron los Steelers, Dolphins, Chiefs y...

Los grandes ganadores de la semana 16 en la NFL fueron los Saints, Patriots, Cowboys, Seahawks y Ravens. Los equipos que sufrieron los tropiezos más dolorosos fueron los Steelers, Dolphins, Chiefs y Texans.

Un momento. Pese a la derrota de último segundo en Filadelfia, los Texans se convirtieron en ganadores horas después. Consiguieron un boleto de playoffs mientras viajaban de regreso a Houston, gracias a que Pittsburgh cayó por 31-28 en Nueva Orleáns.

Los Texans podrían quedar todavía como comodines en la impredecible División Sur de la Conferencia Americana. Su derrota entregó como obsequio navideño el segundo puesto de la Americana a los Patriots, como si ese equipo requiriera de ayuda cuando llega la recta final de la temporada.

A continuación, algunos escenarios que podrían presentarse durante la última semana de la campaña.

CONFERENCIA NACIONAL

Nueva Orleáns (12-3) aseguró la ventaja de local durante los playoffs gracias a su triunfo sobre Pittsburgh, que cayó al segundo puesto de la División Norte de la Conferencia Americana, detrás de Baltimore. Los Saints no volverán a jugar al aire libre _de llegar al Super Bowl, actuarán en un estadio techado, el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta.

“Saber que hemos hecho esto y que estaremos en Nueva Orleáns, nos da mucha confianza”, indicó el quarterback Drew Brees. “Obviamente nos encanta jugar en el domo... Tenemos metas en la temporada, y ésa era una de ellas”.

También los Cowboys llegaron a su meta. Conquistaron el cetro del Este de la Conferencia Nacional con una victoria por 27-20 sobre Tampa Bay. Dallas (9-6) será cuarto de la Nacional y disputará en casa uno de los partidos de comodines.

“No podemos sentirnos cómodos”, indicó Ezekiel Elliott. “No podemos darnos el lujo de descansar la próxima semana. Tenemos que seguir trabajando y cerciorarnos de que estamos listos para los playoffs”.

Chicago (11-4) necesita estar listo para la semana próxima en Minnesota (8-6-1). Los Bears tienen la oportunidad de ser segundos de la Nacional y de descansar en la primera ronda de los playoffs si ganan y si caen los Rams (12-3), quienes reciben a San Francisco.

Además, Chicago podría privar a los Vikings, sus odiados rivales, de un puesto en la postemporada. Si Minnesota gana, obtiene el pasaje de comodín.

Pero una derrota de los Vikings y un triunfo de los Eagles en Washington permitirá que Filadelfia, el campeón del último Super Bowl, vuelva a la postemporada, pese a que tiene una foja de 8-7.

Seattle (9-6) parece destinado a jugar en Dallas. Los Seahawks derrotaron a los Cowboys en la semana 3 para lo que fue su primer triunfo en lo que debía haber sido un año de reconstrucción.

La mejoría ha llegado tan rápido que Pete Carroll es candidato al Entrenador del Año.

“No es tan complicado”, dijo Russell Wilson, luego de la victoria por 38-31 sobre los Chiefs. “Hay que trabajar duro, tener fe. Sabíamos que había necesidad de batallar en toda la temporada. Este viaje es largo, y no hemos concluido”.

CONFERENCIA AMERICANA

Durante la última década, los Patriots han sido amos y señores del Este de la Americana. Y tuvieron un gran fin de semana.

Nueva Inglaterra aseguró su décimo título divisional consecutivo al doblegar 24-12 a Buffalo. Se llevó un premio adicional cuando Houston cayó para quedar sin posibilidades de ser segundo de la conferencia.

Los Pats se hicieron de ese puesto y pueden ir por el primero. Tienen una foja de 7-0 en Foxborough, el único equipo invicto como local en la campaña, y marchan con un registro de 3-5 en estadio ajeno.

“No tuvimos nuestro mejor día en el juego por pase, pero se siente bien ganar. En esta época del año, hay que hacer lo necesario para ganar”, recalcó el quarterback Tom Brady.

Baltimore (9-6), que derrotó a los Chargers el sábado tiene una ventaja de medio juego sobre Pittsburgh (8-6-1), que ha perdido cuatro de cinco compromisos. Los Ravens conquistarán el Norte con un triunfo como locales sobre Cleveland la semana próxima.

Los Steelers reciben a Cincinnati y necesitarán ayuda de un odiado enemigo, los Browns, para meterse a playoffs.

“Estamos jugando muy buen fútbol americano, pero ello podría no importar”, indicó Ben Roethlisberger, el mariscal de campo de Pittsburgh. “Evidentemente no controlamos nuestro destino... Hay que resolver las cosas la próxima semana”.

Los criterios de desempate dieron relevancia al encuentro entre los Colts y los Titans, programado para la noche en Nashville. Si el resultado es un improbable empate y los Steelers ganan, Pittsburgh rebasaría a Indianápolis y Tennessee para apoderarse del último pasaje de comodín con una foja de 9-6-1.

En el Sur, Houston (10-5) tiene ventaja de un juego sobre Indianápolis y Tennessee. Recibe a Jacksonville (5-10) y podría asegurar el comodín incluso con una derrota y si hay un empate en Nashville.

Los Chiefs (11-4) y los Chargers (11-4) están ya en la postemporada por el Oeste. Ello deja solo un comodín. Pero Kansas City, que llegó a lucir como el equipo más fuerte de la liga, podría conformarse con ese boleto si cae ante Oakland y si Los Ángeles vence a Denver.

Miami quedó sin posibilidad alguna, tras la vergonzosa derrota frente a Jacksonville.

Lo que está claro es que no habrá un amplio favorito. Ha pasado tiempo desde que un comodín, Green Bay en 2010, ganó el título. Ahora, sería difícil apostar contra Chargers, Seahawks o Eagles.