Ataques homófobos a un futbolista que publicó una foto dándole un beso a un amigo

  • Emerson Sheik, jugador del Corinthians, asegura que quiso demostrar su desprecio a los prejuicios.
  • Hinchas del equipo le recibieron en el campo del entrenamiento con pancartas que rezaban: "Este es un sitio de hombres".
  • Una encuesta realizada después por el portal deportivo 'O Globo' revela que el 63% de los fans no quieren gays en su equipo.

El futbolista del Corinthians de Sao Paulo brasileño Emerson Sheik ha provocado una pequeña revolución en el país sudamericano después de que subiera a la red social Instagram una foto suya besando en la boca a su amigo Izac Azar, conocido chef paulista.

En el texto que acompaña la foto, Sheik asegura que "hay que ser muy valiente para celebrar la amistad y sin temor a que los fanáticos puedan decir".

Tras esta publicación, que fue ampliamente reproducida en Brasil, los himchas del Corinthians reaccionaron negativamente y recibieron al jugador en el campo de entrenamientos del equipo paulista con pancartas que rezaban: "Vete a besar a la p... que te parió" o "Este es un lugar de hombres". Un portavoz de los fans, en declaraciones recogidas por O Globo, aseguró que "esa no es la actitud de un jugador del Corinthians, lo mínimo que exigimos es una disculpa formal. No somos homófobos, pero si quiere hacer esas cosas que se vaya a otro equipo. Aquí, en el Corinthians, no".

No somos homófobos, pero si quiere hacer esas cosas que se vaya a otro equipo

El otro protagonista de la foto, el chef Izar Azar, dijo que "Emerson es un gran amigo mío. Soy padre de dos hijas y mi mujer está embarazada. Por lo general saludo a mis hijas con un beso. Sheik estaba con su novia y le gustan las mujeres, no hay controversia". Azar, que regenta un conocido restaurante en Sao Paulo, llegó a bautizar un plato con el nombre del futbolista.

A raíz de la polémica, O Globo realizó una encuesta entre sus lectores, que revela que el 62,81% de ellos no aceptaría gays en su equipo. El 21,42% de los encuestados dijo que respetarían la condición sexual del deportista por ser una cuestión de su vida personal" y sólo un 13,42% asegura que apoyaría al futbolista si se declarase abiertamente homosexual.

El último capítulo de esta historia lo protagonizó Emerson, que en un partido de Copa lució en sus botas el lema "Fuera prejuicios", en referencia a los acontecimientos de la semana anterior.