La MLS anunciará el miércoles que Nashville fue elegida como la sede para el próximo equipo de expansión de la liga estadounidense de fútbol, dijo a The Associated Press una persona con conocimiento de la decisión.

La persona habló el martes bajo la condición de no ser identificada porque no estaba autorizada a divulgar la información.

La liga citó a una conferencia de prensa el miércoles para un anuncio sobre “el futuro del fútbol en Nashville”, y el comisionado de la MLS Don Garber participará junto con el gobernador de Tennessee, Bill Haslam, la alcaldesa Megan Barry y John R. Ingram, el encargado del grupo que licitó por el equipo.

Nashville y Sacramento, California, son considerados como los principales candidatos para convertirse en las sedes de los equipos 25 y 26 de la liga. Cincinnati y Detroit son los otros finalistas. La decisión sobre el segundo equipo de expansión será tomada en las próximas semanas.

El grupo de Nashville incluye a Ingram, presidente de Ingram Industries Inc., y la familia Wilf, dueña de los Vikings de Minnesota de la NFL.

El Consejo Municipal de la zona Metropolitana de Nashville aprobó el 7 de noviembre la asignación de 225 millones de dólares en bonos con ingreso de proyecto para la construcción de un estadio de fútbol con capacidad para 27.500 aficionados y 50 millones de dólares adicionales en bonos para las tareas de renovación y mejora en el lugar donde actualmente se encuentra un parque de atracciones.

"Personas de toda nuestra ciudad, desde funcionarios electos a líderes empresariales y cívicos, aficionados del fútbol y público en general, se han unido en apoyo a esta propuesta", declaró Ingram después de presentar la candidatura al comité de expansión de la liga el 6 de diciembre. "Creemos que la MLS y Nashville forman una pareja perfecta y estamos listos para mostrar que la Ciudad de la Música es también la Ciudad del Fútbol".

Nashville cuenta con la franquicia de la NFL de los Titans de Tennessee, que llegó proveniente de Houston en 1997. Los Predators empezaron a jugar en 1998 como una franquicia de expansión de la NHL y este año perdieron ante Pittsburgh en la final de la Copa Stanley.

La ciudad ha recibido partidos de fútbol en los últimos años en el Nissan Stadium de los Titans e impresionó a Garber este verano cuando la selección de Estados Unidos enfrentó a Panamá en el primer juego del anfitrión en la Copa de Oro de la CONCACAF. El duelo del 8 de julio atrajo a 42.622 aficionados al Nissan Stadium, y 56.232 personas acudieron al partido amistoso del 29 de julio entre los clubes ingleses Manchester City y Tottenham.

Un encuentro entre las selecciones femeniles de Estados Unidos y Francia en marzo de 2016 recibió a 25.363 fanáticos.