La NBA no sancionará a Kevin Love, de los Cavaliers de Cleveland, por haber abandonado el área de bancas durante un altercado al final del primer partido de la final ante los Warriors de Golden State.

Una persona al tanto de la decisión indicó el viernes que la liga determinó que Love salió de la banca para discutir una falta flagrante marcada contra su compañero Tristan Thompson y no participó en el altercado. Luego regresó al área de bancas de inmediato, por lo que no merece sanción.

La persona habló a condición del anonimato porque la NBA no ha anunciado el fallo.

Yahoo Sports fue el primer medio en reportar la decisión.

La liga aún no emite una decisión sobre un posible castigo para Thompson, que fue expulsado luego de cometer una falta flagrante de tipo 2 contra Shaun Livingston, de Golden State. Luego arrojó el balón al rostro a Draymond Green antes de abandonar la cancha.

Los Warriors ganaron el primer juego de la final 124-114 en tiempo extra. El segundo partido se juega el domingo.